Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las promesas de Zapatero a los alcaldes de Garoña no se cumplen: les cita a más de 40 km. de la central con “propuestas difusas” y plazos imposibles

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los primeros detalles que han trascendido del ‘Plan Garoña’ de Gobierno no han convencido ni a los alcaldes, ni a los empresarios de las inmediaciones de la central nuclear, que lamentan “tener la sensación de que todo se está haciendo deprisa y corriendo sin acabar de concretar nada”.

La semana pasada, Jesús Candil, director general de Industria, se desplazó hasta la localidad burgalesa para dar a conocer a una cincuentena de políticos, empresarios y agentes sociales “el primer apéndice” del plan de recuperación de la zona en la que todavía funciona la planta nuclear.

Tantas prisas y tanto bombo para anunciar nada más que vaguedades”, lamentaba un conocido empresario burgalés a la salida de la reunión celebrada en Miranda de Ebro el pasado 20 de octubre para presentar los cimientos del ‘Plan Garoña’. Según ha tenido conocimiento El Confidencial Digital, esta sensación es generalizada y compartida por políticos, empresarios y trabajadores de la zona afectada por el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña. 

Tampoco la elección del interlocutor ha dejado tranquilos a los principales interesados”, reconocen a este confidencial fuentes políticas locales, quienes no dejan de señalar lo “curioso de la elección de un director de un ministerio para presentar un plan que se definió en su día como la ‘propuesta estrella del Gobierno Zapatero’”.

Otro de los motivosde este descontento parte de la misma elección de Miranda de Ebro para desvelar los primeros detalles de recuperación de las inmediaciones de la central: “Miranda está a cuarenta kilómetros de Garoña, y la elección de este municipio para la primera reunión informativa no ha hecho más que confirmar los temores existentes de que las inversiones del plan de recuperación se alejen de la zona que de verdad va a necesitar las ayudas a partir de 2013”, concretan fuentes cercanas a la Asociación de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (AMAC). 

De la misma opinión son en ámbitos cercanos a los alcaldes de pueblos que como Frías, Oña, Valle de Tobalina o Bozoo se encuentran en un radio de menos de diez kilómetros de distancia de la central. “En Industria nos prometieron que nos informarían in situ y los primeros, y aún estamos esperando”.

Las mismas fuentes recuerdan a ECD que desde AMAC se envió una carta al ministerio que dirige Miguel Sebastián adelantando que, dada la situación, varios de los alcaldes afectados por el cierre de Garoña no acudirían a la sesión del día veinte. “De momento no hemos recibido contestación”, aseguran desde la asociación. Cabe recordar que ante la “notada ausencia” de estos alcaldes, a la reunión, además del anfitrión y edil socialista de Miranda del Ebro, Fernando Campo, sólo acudieron los titulares municipales de Trespaderne y Frías, además del ‘popular’ Jaime Estefanía, en representación de Pancorbo. Candil quitó hierro asegurando que su falta se debía tan sólo a “un problema de comunicación”.

Mientras, quienes han tenido acceso al contenido del avance del plan elaborado por Industria destacan otros puntos “difusos” del proyecto, fundamentalmente “lo apretado de los plazos” – apenas un mes desde que se publique esta semana la convocatoria en el BOE hasta el próximo 3 de diciembre -; con la “consecuente precipitación en el diseño y elaboración de propuestas”; y la “escasa garantía de que, efectivamente, se consiga crear los 1.000 puestos de trabajo que promete el Gobierno”.

Sobre este último aspecto, el director general de Industria destacó que con el primer paquete de estas ayudas -25 millones de euros de los 100 prometidos – y “si todo va bien, esperamos crear más de 1.000 puestos de trabajo directos”, en base a “la experiencia que tenemos en otras áreas del Estado, ya que se trata de un proyecto que ya se ha desarrollado con anterioridad en algunas localidades del norte del país dentro del plan Reindus”, concretó Candil.

Lo avanzado hasta el momento del ‘Plan Garoña’ se articula en torno a dos líneas de actuación: una, centrada en la concesión de préstamos industriales sin interés hasta el 50% de la inversión total, cinco años de carencia y hasta diez de amortización para comprar suelo, urbanizar, construir, ampliar o adecuar naves industriales, instalaciones, equipamientos, ingeniería y puesta en marcha tanto de iniciativas industriales nuevas como de aquellas dirigidas a la modernización. 

La segunda, destinada a ayuntamientos y entidades públicas, cámaras de comercio y asociaciones empresariales, se materializará en subvenciones a fondo perdido hasta del 50% de inversión y préstamos sin interés hasta el 75% con los mismos periodos de carencia (cinco años) y amortización (diez)para la creación de infraestructuras básicas como polígonos industriales o viveros de empresas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··