Viernes 20/10/2017. Actualizado 09:35h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tomo demasiada sal. Qué alimentos debo consumir y qué sustitutivos añadir para no perder sabor

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los españoles consumen de media el doble de la cantidad de sal recomendada al día. La Organización Mundial de la Salud advierte de que una ingesta superior a 2 gramos de sodio al día pueden llegar a provocar hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Este consumo se puede controlar sustituyendo la sal por otros productos de uso similar.

La sal en los alimentos. La sal en los alimentos.

Según informa la OMS en el último informe que ha realizado sobre el uso y consumo de la sal explica que su consumo excesivo puede provocar hipertensión o favorecerla y aumentar considerablemente el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y ACV.

En este estudio analizan las cifras sobre consumo de este condimento en el mundo: en la actualidad las personas consumen, en promedio, alrededor de 10 gramos de sal al día, aproximadamente el doble de la cantidad de sal recomendada, menos de 5 gramos diarios.

Problemas de salud derivados del consumo excesivo de sal

-- Hipertensión arterial puede provocar: ictus o accidente cerebrovascular e insuficiencia cardiaca e infartos.

-- Dificulta la función de los riñones.

-- Disminuye la cantidad de calcio.

-- Retención de líquidos.

-- Favorece algunos tipos de tumores.

-- Dificulta la función del aparato respiratorio.

-- Favorece el sobrepeso y la obesidad.

Alimentos de alto contenido en sal


Según explica el doctor Miguel Ángel Martínez, catedrático del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, “el asunto de la sal y la alimentación es un asunto muy controvertido” ya que no se encuentra un equilibrio en la sociedad entre el consumo excesivo o deficitario de la sal en la dieta diaria.

Uno de los problemas de los que deriva el alto consumo de sodio en las comidas es por los malos hábitos alimenticios que abundan en las sociedades occidentales. La comida rápida, precocinada o envasada se convierten, en una gran cantidad de casos, en la base de la alimentación de gran parte de la sociedad actual.

Los productos altamente procesados industrialmente contienen altos porcentajes de sal, utilizada durante su elaboración, en parte, como conservante. Para evitar el consumo excesivo de sal es muy importante, según apunta el doctor Martínez, consultar las etiquetas de los productos envasados que se vayan a consumir.

Productos cuyo consumo está altamente extendido en la sociedad, como por ejemplo las pizzas envasadas, las sopas de sobre, la pasta precocinada o las conservas enlatadas, cuentan con un alto contenido en sal. De hecho, según explica el catedrático de la Universidad de Navarra a La Buena Vida, “la mayor parte de la sal que cosumimos a diario proviene de este tipo de alimentos”.

Alimentos que sustituyen a la sal en la dieta


El alto consumo de sal tiene solución, según nos aclara el doctor Martínez. La elevada ingesta de este condimento puede ser subsanado a través de dos vías: del consumo de alimentos de bajo contenido en sodio o a través de la sustitución de la sal por otro tipo de producto en los hábitos alimenticios.

Los productos naturales y frescos de venta en cualquier superficie cuentan con un bajo contenido en sodio, con lo que se postulan como la mejor alternativa para llevar una dieta lo más sana posible.

Las verduras, los lácteos, cualquier tipo de carne, pescados o marisco, encabezan la larga lista de productos que recomienda Miguel Ángel Martínez para subsanar el alto consumo de sal en las comidas.

Aunque existe otra alternativa: sustituir la sal por otros condimentos que cumplan con la misma función, ensalzar el sabor de los alimentos. Estos son algunos de ellos:

-- Hierbas aromáticas:

  • Hinojo. Sabor anisado para sopas, verduras y pescados.
  • Perejil. Sabor fresco y penetrante.
  • Menta. Para aromatizar verduras y salsas, como por ejemplo, las de yogur.
  • Laurel. Para guisos y estofados.
  • Orégano y albahaca. Para pasta y ensaladas.
  • Romero y tomillo. Para carnes, pescados, y adobos.
  • Estragón y eneldo. Para pescados, salsas y aliños.
  • Jengibre. Para carnes pescados y verduras.
  • Sésamo. Para panes, galletas y ensaladas.

-- Especias:

  • Pimentón. Para arroces, verduras, estofados, guisos y salsas.
  • Azafrán. Para arroces y pescados.
  • Nuez moscada. Para salsas con leche, como bechameles o salsas con nata.
  • Curry. Para cualquier tipo de alimento: carnes, pescados, arroces, pastas y verduras.
  • Pimienta. Sabor picante y aromático para adobos y cualquier guiso o aliño.
  • Clavo. Resalta platos insípidos.

-- Verduras: ajo, cebolla y puerro.

-- Frutas: limón, naranja o lima.

-- Aceite de oliva, al natural o aromatizado con especias o

-- Vinos y licores. Se puede añadir durante la cocción en pequeñas cantidades.

-- Levadura de cerveza. Es uno de los mejores sustitutos de la sal. Es especialmente adecuada para poner en sopas o platos de verduras.

-- Sal de Hierbas. Tiene también aporte de sodio aunque menor al de la sal convencional.

Etiquetas
, ,

También te puede interesar...

Negocio

Airbus Foundation continúa apoyando a las víctimas de los terremotos de México con muy diversos socios y tecnologías Leer

Gourmet

Llega San Froilán al restaurante O´Grelo Leer

Motor

Crisis y siniestralidad. Un mal maridaje Leer

Motor

Michelin Pilot Sport Cup 2 y Porsche 911 GT2 RS. Una pareja de récord Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·