Jueves 14/12/2017. Actualizado 11:23h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Lo que debes saber sobre la celiaquía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La celiaquía, o mejor, la proteína que la provoca, el gluten, ha pasado a primera línea de la actualidad por la moda de eliminarlo de la dieta sin una causa justificada, basándose en supuestos beneficios promovidos por famosos y personajes públicos. Desde perder peso a sentirse mejor, estos supuestos efectos de la eliminación del gluten de la dieta no están sustentados por ninguna evidencia. 


La intolerancia al gluten afecta a un numero cada vez mayor de población en España. La intolerancia al gluten afecta a un numero cada vez mayor de población en España.

Los que sí tienen justificado eliminar el gluten de su dieta son las personas con celiaquía, una vez haya sido diagnosticada la enfermedad por un especialista del aparato digestivo.

Qué es la celiaquía

La enfermedad celíaca o celiaquía se caracteriza por la intolerancia al gluten, una proteína que se encuentra en algunos cereales, como el trigo, el centeno, la cebada, la avena y el triticale (un híbrido entre el trigo y el centeno). Dos cereales libres de gluten que se pueden consumir sin problema son el arroz y el maíz.

Al ingerir alimentos con gluten, el sistema inmunitario ataca la mucosa del intestinal, lo que determina la aparición de molestias digestivas y, sobre todo, a una absorción deficiente de nutrientes.

La enfermedad celíaca tiene una importante base genética y es más frecuente en mujeres. Es, de todas formas, un trastorno muy variable en su forma de presentación. En ciertas personas los síntomas pueden pasar desapercibidos o ser atribuidos a otras causas, mientras que otros sufren graves consecuencias hasta que el gluten es retirado de la dieta.

Síntomas de la celiaquía

Los síntomas más frecuentes de la enfermedad celíaca son las molestias digestivas, incluyendo diarrea, hinchazón abdominal o episodios de dolor. Las heces pueden contener gran cantidad de grasa, por lo que son voluminosas, brillantes y se adhieren con firmeza al inodoro. También pueden aparecer náuseas y pérdida de apetito.

Puede suceder, sin embargo, que los síntomas digestivos estén ausentes o pasen desapercibidos, de forma que solo se manifiesten los problemas derivados de la malabsorción de nutrientes: cansancio, pérdida de peso, retraso del crecimiento, debilidad ósea, anemia, etc. También se pueden dar casos de infertilidad o abortos espontáneos.

La intolerancia al gluten puede manifestarse también en forma de una erupción cutánea crónica, acompañar de picor.

Aunque la enfermedad puede manifestarse a cualquier edad, se distinguen dos picos principales, uno en la infancia (2-6 años) y otro en la edad adulta (20-40 años).

Diagnóstico de la celiaquía

La variabilidad en los síntomas de la celiaquía complica el diagnóstico.

Una vez que se sospecha de una posible celiaquía, el primer paso es la medición de marcadores serológicos. Se trata de anticuerpos que el organismo produce como consecuencia de la reacción al gluten. La biopsia de intestino, realizada mediante endoscopia, suele ser necesaria para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento de la celiaquía

Desde la introducción de las dietas sin gluten, la enfermedad celíaca ha mejorado notablemente su pronóstico. La mayoría de las personas mejoran en pocas semanas y su vida se normaliza, si bien tienen que respetar ciertas limitaciones dietéticas, derivadas de la retirada del gluten de la dieta. Hay que excluir, por tanto, todos los alimentos que lleven como ingrediente cualquiera de los cereales que lo contienen y sus derivados. La dieta sin gluten debe mantenerse durante toda la vida.

Entre los alimentos que con seguridad contienen gluten se encuentran el pan, la bollería, la pastelería o la repostería elaborados con las harinas procedentes de los cereales mencionados, la pasta, las bebidas destiladas o fermentadas a partir de cereales (cervaza, whisky, etc.) y las bebidas malteadas.

Otros alimentos que pueden contener gluten de forma menos evidente en su composición son ciertos embutidos, los quesos fundidos de sabores, los patés, los preparados de carne y de pescado, los helados, etc. Incluso algunos medicamentos y productos farmacéuticos pueden contenerlo.

Alimentos “gluten free”

Entre los alimentos aptos para celíacos, libres de gluten o “gluten free” se encuentran la leche y sus derivados, la carne, las vísceras y el pescado fresco, los huevos, las frutas y verduras, las legumbres, el aceite, el azúcar y el vino. Dos cereales libres de gluten que se pueden consumir sin problema son el arroz y el maíz. Como norma general, se recomienda basar la dieta del celíaco en estos alimentos en su forma más natural posible, evitando toda elaboración, manufactura o envasado que carezca de una garantía absoluta. De todos modos, es obligatorio que en la etiqueta de los alimentos aparezca indicado la lista de alérgenos. Por lo tanto, un producto que contenga gluten vendrá indicado de forma destacada. Lo mismo sucede en el caso de los alimentos vendidos a granel.

Este contenido ha sido elaborado por Saludabit

Saludabit te ofrece información útil y basada en la evidencia. Además, te permite acceder a un cuadro médico con más de 25.000 profesionales de la salud. Solo pagas cuando lo usas. Saludabit no tiene ánimo de lucro. Por la salud de los consumidores. Saludabit es una idea de OCU.


También te puede interesar...

Tendencias

Blue Banana: dos niños revolucionan la moda juvenil Leer

Cuídate

Beneficios del aumento de pecho Leer

Negocio

Factores que hacen de Montevideo una ciudad estable y atractiva para invertir Leer

Gourmet

5 Estuches de cata de aceites para regalar estas Navidades Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··