Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

No sé qué factor de protección solar tengo que ponerme. Te ayudamos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En verano es inevitable que nos dé el sol. Para evitar quemaduras, normalmente recurrimos a cremas de protección solar, basando nuestra elección en la marca o en aquello que nos ha ido bien otros años. Sin embargo, es importante conocer qué factor de protección solar es necesario para cualquier situación.

Mujer tomando el sol en la playa. Mujer tomando el sol en la playa.

En 2014 la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética realizó un estudio que concluyó que con la llegada del verano aumenta el interés de los españoles por protegerse de las exposiciones solares. Esta preocupación tiene justificación: según la Organización Mundial de la Salud, un 80% de los cánceres de piel podrían evitarse ya que el daño de la radiación UV se puede prevenir aplicando la protección adecuada.

El factor de protección solar no es aleatorio, ya que para cada tipo de piel es necesario un SPF -Sun Protection Factor-. Es común pensar que el número que indican las cremas solares se debe al tono de piel de cada uno, sin embargo, éste corresponde al tiempo que tarda nuestra piel en quemarse al sol.

Por esto, al elegir la crema solar este verano debemos multiplicar el tiempo que tardamos en comenzar a coger un tono rojo en la piel por el factor de protección, y el resultado será el número de minutos que podemos estar al sol con esa crema. Por ejemplo, una persona que tarde en quemarse diez minutos, si emplea un factor de protección veinte, podrá estar hasta 200 minutos al sol, lo que equivale a 3 horas y 20 minutos de exposición solar.

Sin embargo, los expertos recomiendan no estar más de dos horas sin aplicarse crema solar ya que ese es el tiempo medio que la piel tarda en absorber la crema.


Qué factor de protección solar emplear en cada ocasión

En verano podemos encontrar distintos destinos donde pasar nuestras vacaciones: en la playa, de crucero, en la montaña… Y para cada ocasión es conveniente un tipo de protección solar, ya que en los distintos entornos la radiación solar se refleja de forma diferente.

En La Buena Vida te contamos cómo protegerte del sol en cada situación:

-- En la playa: este es el destino más habitual de los españoles en verano y por eso es importante conocer qué factor debemos usar en esta situación. Lo primero que debemos saber es que la radiación es menor si empleamos hamaca que si tomamos el sol en la arena. Si vas a la playa lo recomendable es que el factor de protección sea un 15% mayor que el habitual, por lo que si normalmente empleamos un SPF 20, en la playa debería rondar un 25.

-- En la sombra: el factor de protección solar puede ser menor si evitamos el sol y por ello, si vamos a la playa y nos ponemos debajo de la sombrilla podríamos emplear un factor de protección menor que el habitual. En este caso, una persona que utilice generalmente un SPF 20 podría usar el 10. Sin embargo, aunque estemos debajo de la sombrilla es necesario proteger nuestra piel ya que ésta sólo reduce las radiaciones solares un 50% y el viento en la playa también puede enrojecer nuestra piel.

-- En el mar: si quieres hacer un crucero o salir a pasar el día en un velero es recomendable emplear un factor de protección mayor, ya que la espuma del mar refleja un 25% los rayos solares. Por ello, en este caso, una persona que suele emplear un SPF 20 deberá aplicarse una crema cuyo factor de protección solar sea 30. Esto se aplica de la misma manera para aquellos que deseen tomar el sol en la orilla para que la corriente les refresque. Si lo que quieres es nadar o bucear, has de tener en cuenta que no debes hacerlo sin protección solar ya que el 40% de la radiación penetra hasta medio metro por debajo de la superficie del mar.

-- En la montaña: en esta situación es necesario aplicar crema protectora durante todo el año, aumentando el SPF si vas en invierno, ya que la nieve refleja más las radiaciones solares que la hierba. Si el objetivo del viaje a la nieve es esquiar se deberá duplicar el factor de protección. Sin embargo, si deseas hacer una ruta por la montaña deberás aplicar un factor de protección solar similar al empleado en el mar.

-- En la ciudad: para aquellos que quieran, o deban, quedarse en la ciudad, han saber que tienen que proteger igualmente su piel del sol si han planeado exponerse a él.

Otros usos de las cremas solares

Además de proteger de las radiaciones, hoy en día, las cremas solares pueden equiparse con diferentes funciones extra. Estos son unos ejemplos:

-- Activados con el agua: muchas pomadas solares pierden su eficacia con el agua, que es uno de los momentos donde más necesarias son, por lo que esta función extra ayuda a que al introducirse en la piscina o en el mar

-- Anticelulíticos: estas cremas aprovechando que el calor ayuda a que la piel absorba activos para incluir en ellos sustancias que embellecen. Esto mismo ocurre con aquellos protectores faciales que incluyen sustancias anti edad.

-- Aceleradores del bronceado: no se deben confundir con los aceites, que son perjudiciales para la piel. Esta función agregada a nuestra crema habitual estimula la producción de melanina. Este pigmento se puede generar de forma natural en nuestro cuerpo mediante alimentos como la zanahoria.

Más consejos para evitar las quemaduras solares este verano

Además de aplicar protección solar, es conveniente seguir una serie de consejos que te ayudarán a evitar las quemaduras solares este verano. Los expertos recomiendan evitar la exposición solar entre las 14 y las 16h ya que debido a la posición del sol en esas horas la radiación a la que estamos expuestos es mayor.

Hay que evitar estar largos periodos de tiempo al sol, por eso conviene no dormirse. Es conveniente, por otro lado, proteger la piel con ropa y la cabeza con un sombrero. Respecto a los ojos, se recomienda protegerlos con gafas de sol con una protección 100% contra los UV.

Por otro lado, la crema solar empleada debe ser de este año, ya que no han de utilizarse botes abiertos de años anteriores, pues podrían haber perdido su eficacia.

En caso de percibir cambios de color, forma o tamaño de pecas o lunares se ha de acudir al médico.


También te puede interesar...

Gourmet

Abre en Madrid la primera tienda gourmet y vinoteca de MiSpain, un nuevo concepto donde probar antes de comprar es la religión Leer

Negocio

Informes de empresas, un arma para conocer a la competencia Leer

Tendencias

La tradición del amigo invisible en Navidad Leer

Gadgets

Cómo ahorrar dinero al comprar un móvil Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··