Domingo 22/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Por qué debo seguir haciendo ejercicio después de los 50

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La realización de ejercicios físicos de forma habitual tiene ventajas a todas las edades. Sin embargo, a partir de los cincuenta, mantenerse en buena forma puede ayudar a evitar o retrasar la reducción de la capacidad funcional de cada uno.

Dos ancianos practicando ejercicio físico. Dos ancianos practicando ejercicio físico.

Aunque la actividad física que se realice a partir de los cincuenta ha de ser menos exigente que la que realiza cualquier joven, es conveniente que esta edad no dejemos de practicar algún tipo de ejercicio ya que así evitaremos la pérdida de masa muscular y mejoraremos la resistencia de nuestros huesos y articulaciones.

Ejercitarse es una de las mejores maneras para prevenir futuros daños en nuestra salud, además es una práctica que deberíamos llevar a cabo antes de sentir cualquier molestia.

Mantener la masa muscular

Uno de los motivos por los que se debería continuar realizando ejercicio físico  una vez pasados los cincuenta años es porque es a partir de esta edad cuando más masa muscular se pierde. Una vez superados los cincuenta, hasta los ochenta, una persona que no realiza ejercicio físico pierde, de media, el 20% de su masa muscular.        

La pérdida de masa muscular acarrea consecuencias negativas como por ejemplo, la disminución de la resistencia aeróbica importante para situaciones cotidianas como subir escaleras. Además, la pérdida de musculatura en las personas mayores está relacionada con una reducción de la movilidad y la capacidad para realizar actividades del día a día.

Sin resistencia aeróbica ni musculatura, es más probable sufrir una caída o tener cualquier accidente leve.

Si se llevan a cabo ejercicios de musculatura a partir de los cincuenta años pueden ayudar a crear un porcentaje de masa muscular que reduciría el de grasa corporal, un componente que incrementa a mayor velocidad que en cualquier etapa anterior. Por ello, se puede concluir que gran parte del aumento de grasa del cuerpo que se observa a partir de los 50 se puede evitar realizando ejercicio físico.

Evitar roturas en los huesos a causa de la osteoporosis

En el caso de las mujeres, es necesario que presten especial atención a los huesos durante la menopausia. A lo largo de este periodo, si la mujer no toma una terapia con hormonas, se producirá una pérdida más acelerada de masa ósea. A partir de los 50 años comienza a perderse masa ósea y esta reducción puede provocar la aparición de osteoporosis.

La osteoporosis es una enfermedad que afecta a la masa ósea. Debido a esta, el contenido de los huesos está muy deteriorado, por lo que el hueso se debilita y es más fácil que se puedan sufrir lesiones.

Por su parte, los varones pierden un 20% de su masa ósea de manera progresiva a partir de los cincuenta. La no realización de ejercicio físico puede ayudar a debilitar los huesos y favorecer la aparición de osteoporosis.  El tipo de de ejercicio que más incidencia tiene sobre la formación de masa ósea es aquel en que la persona emplea el peso del propio cuerpo. Ejemplos de estos son andar, carrera suave, aeróbic, etc.

Qué ejercicios debo realizar una vez cumpla los cincuenta

Es importante que los ejercicios que elijamos realizar a partir de estas edades que sean acordes con nuestra forma física. Por ello, los expertos recomiendan realizar estas cinco actividades:

-- Caminar: la primera ventaja que ofrece esta actividad es que no conlleva pagar un precio ya que se puede hacer en cualquier lugar y además no requiere gran preparación física. Por otro lado no causa fuertes impactos a nuestras articulaciones. Es recomendable hacerlo durante una hora diaria.

-- Nadar: siempre se ha considerado uno de los mejores ejercicios para personas de avanzada edad. Esa de los deportes más completos: requiere grandes grupos musculares y proporciona beneficios cardiovasculares.

-- Bailar: tiene numerosas ventajas. Por un lado te obliga a salir de casa. Además, este deporte provoca que tengas que pensar ya que es un estupendo ejercicio de coordinación. Mantiene ágil tanto el cuerpo como la mente.

-- Yoga: Entre los beneficios de este ejercicio se incluye un amiento de la flexibilidad y la tonificación muscular y emocional. A las mujeres, además, les ayuda a controlar los altibajos emocionales que conlleva el inicio de la menopausia.

-- Ejercicios de resistencia: ayudan a mantener nuestra masa ósea y muscular. Se puede emplear el peso del propio cuerpo para hacer flexiones.

Es importante que antes de comenzar a realizar cualquier actividad física, se acuda al médico para conocer nuestro estado de salud y prevenir posibles daños.

También te puede interesar...

Motor

¿Cómo cambiar el aceite de un vehículo sin ir al taller? Leer

Tendencias

Mudanza y trasteros, una solución a tu espacio Leer

Jurídico

El PSOE solivianta a los abogados con la reforma de las costas judiciales Leer

Estilos

Un secuestro de Zapatillas, un asalto a la Capital y ¿una televisiva aparición? Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·