Jueves 14/12/2017. Actualizado 16:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El verano amenaza tus ojos: cómo cuidarlos bien

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En verano y vacaciones la necesidad de cuidar nuestra salud visual es aún más importante que en el resto del año. Los rayos del sol, la arena y la sequedad son solo algunos de los factores que ponen en riesgo nuestros ojos y que se multiplican con la llegada del calor.


Imagen publicitaria de complementos para la playa. Imagen publicitaria de complementos para la playa.

Llega el calor y lo que más nos preocupa es cuidar nuestra piel y nuestra alimentación: los dos de los aspectos de nuestra vida diaria más amenazados por el cambio de hábitos de las vacaciones.

Sin embargo, existen otros aspectos tanto cotidianos como físicos que debemos cuidar con especial interés. Uno de ellos es la vista.

Según los expertos, los ojos sufren mucho en vacaciones. El sol, el cloro de la piscina, trasnochar, etcétera, pueden causarnos problemas si no tenemos cuidado.

Con estas 10 recomendaciones de la doctora Mercedes Vázquez Barrero, miembro de Saluspot y oftalmóloga en Centre Mèdic Vallès, tus ojos estarán bien cuidados durante todo el verano y evitaremos sorpresas a la vuelta.

1. Protege tus ojos del sol

Existe una serie de patologías oculares relacionadas con la exposición solar, como el pterigium, la catarata y la degeneración macular. Por tanto, es primordial que protejas tus ojos contra la exposición a los rayos UVA y UVB con unas adecuadas gafas de sol, con filtros que bloqueen dicha radiación. Deben protegerse tanto niños como adultos.

2. Escoge unas gafas de sol de calidad

Las gafas de sol no deben considerarse un mero complemento, sino una herramienta que protege tus ojos contra las dañinas radiaciones ultravioleta. Unas gafas adecuadas deben estar homologadas por la Comunidad Europea y debes escoger el filtro solar en función de las necesidades y las condiciones de luminosidad a las que estarás sometido. Solo un profesional oftalmólogo u optometrista puede asesorarte en la elección.

3. Combate el ojo seco

El ojo seco es una afección que afecta a la superficie ocular por falta o por mala calidad de lágrima. Protegerse del viento, de la polución y del humo puede mejorar la sequedad ocular. Si bien las lágrimas artificiales pueden ayudar a mejorar esta patología, es importante que te sometas a una revisión oftalmológica completa para determinar las causas del ojo seco y el tratamiento más adecuado.

4. Prevé la conjuntivitis

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva y puede estar provocada por varias causas: infecciosas, irritativas (por agentes químicos, viento, polvo, humo) o alérgicas. Puedes prevenirla siguiendo estas pautas: lávate las manos, no te frotes los ojos y no compartas toallas ni almohadas. El correcto diagnóstico debe hacerlo el oftalmólogo.

5. Cuidado con la arena

Cuando te entra arena en los ojos, se inicia un lagrimeo reflejo que puede ayudar a eliminar el cuerpo extraño. De cualquier forma, si se mete arena evita frotarte los ojos y lávalos con agua o con suero fisiológico. Si persiste la sensación del cuerpo extraño, acude al oftalmólogo para que pueda extraerlo y diagnosticar posibles erosiones corneales causadas por la arena.

6. Ten cuidado al abrir los ojos en el mar y en la piscina

Los ojos pueden irritarse al entrar en contacto con el agua de mar o de piscina, sobre todo en este último caso debido a los productos químicos para desinfectar. También existe el riesgo de adquirir infecciones en piscinas no autorizadas, por lo que es recomendable que te pongas gafas de natación o máscaras de buceo como prevención. Después de un día en la playa o la piscina, aplicarte lágrimas artificiales puede aliviar tus ojos, pero si se presentan síntomas de conjuntivitis, secreción ocular o visión borrosa busca ayuda profesional.

7. Mantén una correcta higiene ocular

En casos de piel grasa, rosácea, blefaritis con formación de costras en el reborde palpebral y tendencia a la formación de orzuelos, una adecuada higiene ocular adquiere mayor importancia. En el mercado encontrarás toallitas estériles o geles especiales para el cuidado y la higiene diaria de tus párpados. Una revisión oftalmológica es útil para valorar si necesitas tratamientos específicos para casos de conjuntivitis o queratitis asociadas a estos problemas.

8. No te bañes con lentillas

Lo recomendable es no usar las lentes de contacto para bañarse en la piscina o en la playa. Si las utilizas, las lentillas más indicadas son las de uso diario. Al finalizar el día, deséchalas para evitar posibles infecciones por su contaminación.

9. Evita la fatiga visual

La fatiga visual o astenopia puede producir molestias como picor o ardor en los ojos, sensación de sequedad, lagrimeo, visión borrosa, visión doble o cefaleas. Para evitarlo, ten una iluminación adecuada, aumenta la frecuencia de parpadeo, utiliza lágrimas artificiales y realiza descansos intermitentes de varios minutos cada hora. Una revisión oftalmológica anual detectará cualquier problema visual que contribuya a esta sintomatología.

10. Enseña buenos hábitos a los niños

Si un niño se acerca mucho al leer (o al ordenador o a la televisión), adopta posiciones extrañas con la cabeza, guiña un ojo y parpadea mucho, puede sufrir un problema visual Cuando no se corrigen de forma adecuada, pueden surgir problemas como el ojo vago o ambliopía y el estrabismo. Un adecuado y temprano diagnóstico es vital en estos casos.


También te puede interesar...

Gourmet

Los quesos que te harán llorar de emoción estas Navidades y sus vinos perfectos Leer

Tendencias

Blue Banana: dos niños revolucionan la moda juvenil Leer

Cuídate

Beneficios del aumento de pecho Leer

Negocio

Factores que hacen de Montevideo una ciudad estable y atractiva para invertir Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··