Lunes 20/11/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Platos para cocinar en el lavavajillas y ahorrar electricidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La factura de la luz cada vez es más abultada. Y entre las soluciones que han ido surgiendo para recortar el gasto, hay una realmente sorprendente: aprovechar el calor generado en un lavavajillas para cocinar alimentos. Incluso en una cafetera. Conozca cómo es este método y cuáles son algunas de las recetas más llamativas.

Desde que la bloguera y experta culinaria italiana Lisa Casali sacara al mercado su libro ‘Cocinar con el lavavajillas’, la técnica ha ido poco a poco popularizándose y cada vez son más quienes se han atrevido a ponerla en práctica en sus hogares. Incluso un concursante del popular reality de cocina ‘MasterChef’ reconoció ser practicante habitual de esta técnica.

De esta forma, se ahorra buena parte de la energía utilizada por las placas de inducción o por los hornillos de gas. En internet hay incluso quien utiliza esta técnica adaptándola a cafeteras americanas e incluso lavadoras. La premisa: cualquier electrodoméstico que genere calor puede cocinar.

El sistema consiste en aprovechar el tiempo y temperatura que generar en cada ciclo de lavado del lavavajillas, introduciendo los productos que se quieren cocinar en botes de cristal cerrados herméticamente –paso fundamental-. Una vez finalizado el lavado, se extraen los botes con los platos ya preparados.

La lista de recetas posibles es inmensa, y va en aumento según se van sumando adeptos. Por ejemplo, es posible cocinar un salmón a baja temperatura –técnica utilizada por los cocineros profesionales-, que deja el pescado con una textura similar a la del foie.

Quienes defienden esta técnica aseguran que la cocción lenta y a temperatura homogénea da como resultados platos con mayor sabor y con muchos más aromas. Además, se evitan malos olores que dejan algunos platos al cocinarse de forma tradicional.

Sin embargo, no es una cocina para principiantes. Cocinar a 50 grados de temperatura tiene sus riesgos si no se toman una serie de precauciones: existen bacterias que sobreviven a esas temperaturas, por lo que hay que asegurarse que los tarros de cristal son absolutamente herméticos.

Entre las recetas que circulan por internet hay pastas, carnes, pescados, verduras, legumbres... incluso postres y repostería.

Por ejemplo, una receta de salmonetes sobre pisto de verduras: se introducen en un tarro cebolla chalota, tomate duro, pimiento rojo, berenjena, salmonetes y se rocía con aceite y un poco de vinagre. Se salpimenta, se cierra y se introduce en un ciclo largo de lavavajillas –entorno a una hora de duración, 55 grados de temperatura-. El resultado, dicen quien lo ha probado, exquisito.

Pero hay muchas más opciones: bocaditos de pollo con lima y jengibre, compota de ciruelas con yogur y pistachos, o verduras con cous cous como las del siguiente vídeo de Lisa Casali, la impulsora de ésta técnica.


También te puede interesar...

Motor

Automóviles cada vez más potentes (I). Surge la pregunta del millón Leer

Negocio

Consejos para comprar de forma segura Leer

Destinos

Los mejores viajes: Punta Cana en la República Dominicana Leer

Motor

Diseño de Erico Navazo para el Range Rover Velar. Un garaje con mucho glamur Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·