Miércoles 17/01/2018. Actualizado 17:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Las bodegas españolas crían vino con toque francés en barricas de roble de los Cárpatos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las barricas de roble francés y americano han encontrado, en los últimos tiempos, competencia procedente del este de Europa. Cada vez más bodegas españolas apuestan por criar sus vinos en barriles fabricados con la madera de países como Rumanía, Ucrania, y Rusia.

Barricas fabricadas con madera de roble del este de Europa. Barricas fabricadas con madera de roble del este de Europa.

Según ha sabido El Confidencial Digital, esta tendencia empezó a tomar fuerza en España hace siete años, con los inicios de la crisis económica. Ante la necesidad de ahorrar costes, las bodegas buscaron barricas con precios más competitivos, y que no supusieran una pérdida de calidad de los vinos.

El hallazgo vino del este de Europa: las barricas procedentes de Rusia, Rumanía y Ucrania tienen unas características que dotan al vino de un sabor muy similar a los barriles de madera francesa, pero suponen un menor coste. El ahorro, según los casos, puede oscilar entre el 30 y el 50 por ciento.

La barrica rumana frente a la francesa

Tonelería Quercus, situada a orillas del río Ebro en Lapuebla de Labarca (Álava) es una de las principales fábricas de barrica de España. Posee una pequeña bodega de experimentación, cuya producción, pequeña y no orientada al gran mercado, logró en 2013 el premio Gran Tempranillo de Oro.

Uno de sus técnicos explica a ECD que las nuevas barricas procedentes del este de Europa “pueden recordarnos, por el sabor que dan al vino, más a la madera francesa que a la americana”. Sin embargo, tienen una serie de características que dan al caldo “un sabor diferente”.

El técnico consultado por este diario pone como ejemplo a las barricas de roble rumano, procedente de los Cárpatos, que “aportan una humedad similar a los barriles franceses, pero tiene toques más minerales, más de tierra”, que los procedentes de los árboles galos.

Las barricas del este de Europa, además, “suelen tener un toque a vainilla que es muy difícil encontrar en las barricas francesas, con un sabor más duro, como a tabaco”.

Muy diferentes a las barricas americanas

Pese a ese toque a vainilla, “no se puede decir que las barricas rumanas o rusas sean dulces, como sí se pueden decir de los barriles americanos”.

Efectivamente, las barricas de roble americanas aportan menos taninos al vino, pero una mayor variedad de aromas, sobre todo afrutados, que hacen que, en el paladar, encontremos muchos más sabores, más rápidamente, que en las barricas francesas y las procedentes del este de Europa.

La madera americana es, no obstante, “la que tiene un precio más competitivo”, más barato que la francesa, pero también que la rusa, rumana y ucraniana. Por ese motivo, “la barrica americana sigue teniendo gran éxito en España, siendo la más vendida con diferencia”.

La barrica francesa, no obstante, está perdiendo algo de fuelle en beneficio de los robles orientales, que “mezclan lo bueno de los franceses pero con un precio más atractivo para el mercado español”.

También te puede interesar...

Motor

Manual de Instrucciones. Una lectura muy recomendable Leer

Gadgets

Ripple, la criptomoneda que nació antes que el Bitcoin Leer

Gadgets

Las nuevas tecnologías recuperan juegos de siempre Leer

Destinos

Cinco destinos para practicar el slow travel. A relajarse Leer

Made In Spain
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·