Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Prueba

Mercedes-Benz C 250 d Coupé. Con mucho estilo

Mercedes tiene una gran tradición en los coupés y la plasma con toda su plenitud en este Mercedes-Benz C 250 d Coupé.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un estilizado vehículo que sigue los patrones de diseño inaugurados por su hermano mayor, El Clase S Coupé. Bajo su capó un propulsor diésel de 4 cilindros en línea con 2,1 litros de cilindrada (204 CV) acoplado a un eficaz cambio automático de 9 velocidades.


Mercedes-Benz C 250 d Coupé Mercedes-Benz C 250 d Coupé

Manuel Reyes

A la vista de vehículos como este Mercedes-Benz C 250d Coupé se entiende el gran salto dado por la marca de la estrella en el apartado del diseño. Sus pretensiones de rebajar la edad de la clientela constituyen un hecho evidente, teniendo en cuenta que modelos como éste son muy apreciados por un amplio espectro de clientes de todas las edades.

La Clase C Coupé junto con la C Cabrio representan dentro de la Clase C las opciones de contenido más emocional, complementando a la berlina y al familiar (Estate). Este C 250 d Coupé es un coupé de cuatro plazas, aunque las traseras tienen sus lógicas limitaciones en lo referente a espacio para las piernas y en altura para la cabeza, si bien proporcionan una más que suficiente anchura para dos.

En cualquier caso, siempre que los pasajeros no pasen de 1,8 m de altura podrán ocupar estos asientos traseros con relativa comodidad. La capacidad del maletero es de 380 l, un espacio razonable para los equipajes de cuatro ocupantes.

Desde el punto de vista de la estética, el C 250 d Coupé reúne todo lo que el usuario de este tipo de vehículos demanda. Un estilizado diseño, de gran belleza formal, en el que confluyen tanto deportividad como elegancia.

A este respecto sigue los pasos de su exclusivo hermano mayor, el Clase S Coupé. Por cierto, al acceder al interior y acomodarse en el asiento, un brazo telescópico aproxima automáticamente el cinturón a conductor y acompañante, puesto que queda un poco lejos del alcance de la mano.

Un curioso a la par que práctico dispositivo que, si bien se ha hecho hueco en la mayoría de coupés de prestigio, lo cierto es que fue Mercedes la primera marca que lo utilizó. Este honor recayó en el ancestro de la mencionada Clase S Coupé, la Clase SEC de los años 80. Así pues, todo queda en casa. 

A pesar de la deportividad que emana el frontal, con la típica parrilla SL que acoge a la estrella en el centro, la apariencia deportiva tanto del frontal como del resto del coche sube muchos enteros con la adopción del kit AMG Line.  

Dicho kit está compuesto por paragolpes y faldones laterales específicos, parrilla de efecto diamante y llantas de aleación AMG de 18 pulgadas, que opcionalmente pueden ser de 19 pulgadas. El interior se caracteriza por adoptar tapizado en símil de cuero y microfibra de color negro con costuras de contraste, volante deportivo multifunción con sección inferior plana y pedales deportivos AMG.

Completan la imagen las molduras de madera de fresno negro combinadas con aluminio en el salpicadero así como en las puertas.

Acomodarse tras el volante significa percibir un salpicadero y consola ciertamente refinados, aunque quizá desentone un poco el aspecto de ciertos plásticos.

Una vez más la deportividad vuelve a ponerse de énfasis a través de las cinco salidas de aire redondas o de un cuadro de instrumentos que alberga dos relojes convencionales.

La pantalla del sistema multimedia queda muy a la vista, en línea con el cuadro de instrumentos, operándose  por medio una rueda y una especie de ratón situados delante del apoyabrazos central. Su manejo es muy intuitivo, resulta muy fácil familiarizarse con todas las funciones que ofrece.

El motor encargado de propulsar al Mercedes-Benz C 250 d Coupé es un diésel de 4 cilindros en línea con una cilindrada de 2,1 litros que proporciona 204 CV de potencia. Mueve el coche con bastante solvencia, permite acelerar de 0 a 100 km/h en 6,7 s y alcanza una velocidad máxima de 247 km/h.

También aprueba con muy buena nota, el apartado de las recuperaciones, mostrándose siempre solícito a los requerimientos del acelerador. Una respuesta de la también es responsable el estupendo cambio automático 9G-Tronic de 9 velocidades, que trabaja con una precisión digna de todo tipo de elogios. Hace gala de una eficacia que se traduce en unos rápidos cambios entre marchas prácticamente imperceptibles, en los que se ha tenido muy en cuenta el factor suavidad.

No se puede decir lo mismo del motor, que se insinúa más de la cuenta a ralentí y, sobre todo, al acelerar. Como contrapartida ofrece unos contenidos consumos. El consumo medio homologado es de 4,4 l/100 km, cifra que, en la práctica, conduciendo por autovía a velocidades legales se va a 5,5 l/100 km.

Con cualquiera de los tipos de suspensión disponibles, el C 250 d Coupé  proporciona un notable confort de marcha gracias a la buena labor de filtrado que realiza la suspensión y a un buen aislamiento acústico.

En caso de utilizar muelles helicoidales como resortes, se puede escoger entre una amortiguación variable mecánicamente (tren de rodaje Agility Control) o amortiguadores de tarado variable regulados electrónicamente, mientras se consigue un sobresaliente confort de rodadura si se recurre a la suspensión neumática Airmatic.

Entre las ventajas de la Airmatic figura mantener siempre la misma distancia al suelo con independencia de la carga del vehículo, además de poder regular tanto el tarado de los amortiguadores como la flexibilidad de los muelles, estos últimos están constituidos por unos fuelles con aire a presión en su interior.

Gran importancia tienen todos los sistemas relaciones con la seguridad y la asistencia a la conducción, dando un gran paso adelante en el concepto conducción inteligente.

El Distronic Plus es un control de crucero activo que  a la vez oficia de eficiente asistente en retenciones de funcionamiento semiautomático, adaptándose al ritmo de marcha del vehículo precedente. Mediante pequeños movimientos de volante mantiene el coche dentro de su carril captando las líneas de la calzada e, incluso, en caso de mala señalización, puede orientarse por el vehículo que va delante.

Sistemas como el Bas Plus y el freno Pre-Safe  frenan de forma automática si el conductor no reacciona para evitar o mitigar la colisión con automóviles que circulen más lentos, que estén detenidos o el atropello a peatones. El precio de partida del Mercedes-Benz C 250 d Coupé es de 49.725 euros, pero los numerosos opcionales disponibles puede aumentar considerablemente la factura.




  • Mercedes-Benz C 250 d Coupé Mercedes-Benz C 250 d Coupé
  • Mercedes-Benz C 250 d Coupé Mercedes-Benz C 250 d Coupé
  • Mercedes-Benz C 250 d Coupé Mercedes-Benz C 250 d Coupé
  • Mercedes-Benz C 250 d Coupé Mercedes-Benz C 250 d Coupé
  • Mercedes-Benz C 250 d Coupé Mercedes-Benz C 250 d Coupé
  • Mercedes-Benz C 250 d Coupé Mercedes-Benz C 250 d Coupé
  • Mercedes-Benz C 250 d Coupé Mercedes-Benz C 250 d Coupé
  • Mercedes-Benz C 250 d Coupé Mercedes-Benz C 250 d Coupé
  • Mercedes-Benz C 250 d Coupé Mercedes-Benz C 250 d Coupé
  • Mercedes-Benz C 250 d Coupé Mercedes-Benz C 250 d Coupé
  • Mercedes-Benz C 250 d Coupé Mercedes-Benz C 250 d Coupé

También te puede interesar...

Motor

Nuevo neumático de invierno Continental WinterContact TS 860 S. Adiós a las cadenas Leer

Motor

Seat León Cupra R. Numerus clausus Leer

Gourmet

Foster’s Hollywood lanza una nueva generación de hamburguesas Leer

Motor

BMW i8 Roadster. Único en su especie Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··