Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Qué hacer para que no te roben la moto: 8 medios ‘anticacos’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Dejar aparcada la moto en la calle es un riesgo que corren cada día millones de españoles. Los robos de motos, sobre todo durante los últimos años, son muy frecuentes por lo que todas las medidas de seguridad que se puedan tomar son pocas. Para evitar que esto pase, desde la Buena Vida te ofrecemos ocho sistemas que te ayudarán a mantener la moto protegida de posibles robos.

Motos aparcadas en la calle. Motos aparcadas en la calle.

En el mercado conviven multitud de sistemas antirrobo que pueden ser utilizados tanto dentro del garaje como en la calle y tanto de manera individual como combinados entre ellos para una mayor seguridad.

Utilizar más de un tipo a la vez, en ambas ruedas por ejemplo, o fijar la moto a un punto imposible de mover, como farolas o vallas en la ciudad, son algunas de las opciones más recomedadas por expertos y usuarios, ya que una moto es fácil de levantar y de subir a una furgoneta o un camión si no está fijada a algo.

Además, cabe destacar que sea cual sea el sistema que utilicemos para proteger nuestra moto cuando la aparquemos en la calle, nunca debemos colocarlo de manera que quede de alguna forma en contacto con el suelo. De esta forma sería mucho fás sencillo cortarlo o manipularlo.

Estas son los ocho tipos de sistemas antirrobos que os proponemos desde La Buena Vida:

-- Anclajes. Se trata de la mejor forma de proteger la moto. Fijarla a un punto imposible de mover evitará en gran medida que puedan llevársela por la fuerza. De hecho, algunas marcas ya incluyen elementos que permiten anclar en el garaje o en nuestra casa la moto utilizando una cadena.
Estos sistemas cuentan con unos tornillos especiales de seguridad que impiden ser desmontados. Entre sus ventajas destacan que están construidos en acero reforzado y son fácilmente instalables en el suelo o en la pared.

-- Antirrobos con alarma. Son muy recientes y aún no los incluyen todas las marcas, aunque poco a poco se van viendo en los nuevos modelos. Son antirrobos comunes, como de disco o de horquilla, sólo que con la particularidad de que vienen equipados con fuertes alarmas sonoras.
Cuando el antirrobo está colocado y con la alarma armada, avisará al dueño o a cualquier posible testigo al más mínimo movimiento o manipulación.

-- Antirrobos de disco. Los antirrobos de disco son de los más comunes: ocupan poco, son ligeros y fácilmente transportables en la moto. Su montaje y objetivo es sencillo: “morder” el disco de freno de la moto, el delantero o el trasero (si puede ser los dos, mejor) para impedir su giro de este modo, inmovilizando la moto. Además, según el modelo, también pueden ser utilizados para cerrar cadenas. Si olvidamos quitarlo antes de mover la moto podemos causar graves daños en los frenos. Es recomendable, por tanto, utilizarlos de colores llamativos que llamen nuestra atención.

-- Articulados. Los antirrobos articulados son una evolución de los antirrobos de cable. Básicamente se trata de un cable protegido por una serie de casquillos metálicos articulados. Sin embargo, gracias al material en el que están fabricadas, ofrecen mayor seguridad que los de cable.

-- Articulados de manillar. Están especialmente dirigidos para el uso y protección de scooters. Aunque no impiden que la moto se mueva, aseguran la moto dejando fija la dirección. De este modo impiden mover el scooter en línea recta.

-- Cables. No son los más seguros: el material del que están hechos es relativamente fácil de cortar. Sin embargo, son muy ligeros, por lo que son empleados generalmente para ser llevados en la moto y ser utilizados en paradas rápidas. En viajes son muy prácticos para asegurar otros elementos a la moto, como el casco.

-- Cadenas. Es un sistema poco práctico para llevar en la moto. Las cadenas cuentan con fuertes eslabones que permiten movilidad y se adaptan sin dificultad a los elementos a unir. Sin embargo, su material, compuestas por elementos de acero cementado, hacen que sean demasiado pesadas para llevarlas en la moto. Sí son idóneas para anclarla a un punto fijo o para unir varias.

-- Horquillas. Se trata de antirrobos que no se caracterizan por ser muy pesados. De hecho, son de los más idóneos para ser transportados en la moto, ya que pueden utilizarse para varios usos. Aunque están pensados para bloquear alguna de las ruedas, también pueden usarse para unir cadenas o anclar la moto a un punto fijo.

También te puede interesar...

Gourmet

Llega San Froilán al restaurante O´Grelo Leer

Motor

Crisis y siniestralidad. Un mal maridaje Leer

Motor

Michelin Pilot Sport Cup 2 y Porsche 911 GT2 RS. Una pareja de récord Leer

Negocio

Una​ ​asociación​ ​gallega​ ​exige​ ​que​ ​los​ ​pirómanos​ ​sean​ ​juzgados​ ​como​ ​“terroristas medioambientales” Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·