Miércoles 17/01/2018. Actualizado 18:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Tras una llamada a Moncloa

Alberto Fabra cerró Canal Nou después de que Rajoy se negara a aportar dinero para salvarla

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente de la Generalitat ha comparecido en rueda de prensa esta mañana y, ante las preguntas de los periodistas, ha hecho recaer en la directora general, Rosa Vidal, la responsabilidad del cierre por una ejecución del ERE nula

Alberto Fabra habló con Mariano Rajoy. Alberto Fabra habló con Mariano Rajoy.

El alto coste económico que supondría readmitir a los 1.000 trabajadores despedidos por el ERE de Radio Televisión Valenciana (RTVV) hacía inviables Canal Nou y Radio Nou, a juicio de Fabra.

De hecho, sólo hubiera podido evitar el cierre de RTVV una ayuda económica de última hora por parte de Moncloa. Y la Generalitat lo intentó hasta última hora.

Alberto Fabra contactó ayer con Mariano Rajoy para que el Gobierno salvara el ente público. La pidió que se le concediera una ayuda financiera. Pero el presidente valenciano no obtuvo el apoyo solicitado a Moncloa, según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital.

Fabra da la cara en rueda de prensa

Ante esta negativa, la Generalitat emitió un comunicado ayer por la tarde anunciando el cierre del ente público. Trabajadores y sindicatos reclamaban que Fabra diera la cara, y de hecho se manifestaron ayer por la noche, junto con extrabajadores, ante el Palau de la Generalitat atribuyendo al presidente toda la responsabilidad de la gestión llevada a cabo en estos años y en la decisión de cerrar la televisión y la radio valencianas.

La Generalitat, por su parte, sigue trasladando toda la responsabilidad a la directora general, Rosa Vidal, que ocupa el cargo desde hace siete meses.

De hecho, Fabra no debatió con Rosa Vidal el cierre, sino que se lo comunicó ayer de manera diretca. Era el punto final de las tensas relaciones del Palau con la directora general, que ha afirmado: “No participaré en el cierre de una empresa pública”.

A preguntas de los periodistas en la rueda de prensa de esta mañana, Fabra no ha asumido ninguna responsabilidad, sino un esfuerzo por hacer viable RTVV, “aunque alguno no ha entendido que la viabilidad económica era determinante”, y que no piensa en “cerrar ningún colegio ni centro de sanidad”, servicios que antepone a un gasto desmesurado en los medios de información públicos.

Por otra parte, Fabra ha dicho que “él no puede cesar a la directora general, pero ella anunció ya su decisión de no seguir al frente durante el cierre, que se llevará a cabo con rapidez”.

Fabra ha confirmado que el cierre es “irreversible”, cerrando las puertas a negociar un nuevo ERE, como pretendían los sindicatos y, según parece, era una opción que contemplaba la directora general.

Cara y cruz de la decisión de Fabra

Alberto Fabra, con la decisión del cierre de RTVV –que, tal vez, es la medida política más difícil hasta ahora en su mandato-, ha mostrado una firmeza que ha sorprendido a casi todos, pues no se esperaba el cierre en estos momentos.

Según ha sabido ECD, ha pesado en su decisión la presión de líderes empresariales de la Comunidad Valenciana que le han ido trasladando, en estos dos años, la necesidad de cerrar el ente autonómico.

También ha pesado en no recurrir la sentencia al Supremo el “no prolongar la agonía” que han supuesto estos tres años para los trabajadores, y en dar por hecho que la contundencia de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia no ofrece resquicios para que el Supremo cambiara la sentencia.

La “deriva” de Canal Nou, por tanto, no debía prolongarse, y Fabra ha mostrado firmeza, en ciertos sectores también del PP.

A la vez, tal como señalan de fuentes del PP valenciano, “la decisión del cierre tiene un alto coste político ante los valencianos, por no haberla hecho viable”. “Pasar a la historia como el presidente que cerró RTVV a nadie gusta, y más ante próximas convocatorias electorales”.

Sin embargo, en las redes sociales son muy numerosos los ciudadanos que aprueban el cierre.

El actual “polvorín” en Canal Nou

Los trabajadores se han rebelado ante la decisión del cierre. En un comunicado atribuyen los problemas del ente a “ex directivos implicados en casos de corrupción ligados al caso Gürtel o imputados por casos de abusos sexuales a trabajadores de esta casa, que han elaborado un ERE ilegal”.

Ayer Canal Nou suspendió la programación, pero algunos trabajadores –con el apoyo de los demás- salieron en pantalla para informar del cierre y de la opinión de los trabajadores. Hoy, en un programa matutino de debate, los sindicatos han defendido que RTVV es viable, que es falso que no hayan querido dialogar, y con críticas reiteradas al PP por la gestión del ente en estos 18 años.

Como ha comprobado este digital, Canal Nou está emitiendo hoy también programas de archivo, siempre con el logo “RTVVnoestanca” (RTVV no se cierra).

En diversas sedes de RTVV se han colgado carteles en los que se lee: “Cerrado por mala gestión. Razón: Alberto Fabra”.

Los sindicatos y las redes sociales están convocando concentraciones ante el Palau, sin dar por perdida la batalla.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··