Viernes 20/10/2017. Actualizado 09:35h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Cambios en la cúpula de Vocento. A la salida del consejero delegado (Vargas) seguirá el año que viene la del presidente (Del Alcázar). Un test a directivos, detonante de la crisis

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Movimientos en la cúpula del Grupo Vocento, donde están en el aire los dos máximos ejecutivos, el presidente, Diego del Alcázar, y el consejero delegado, José Manuel Vargas. Para este último cargo se da como seguro el inminente nombramiento de Iñaki Arechabaleta.

El terremoto se produce precisamente cuando finaliza el convenio de sindicación firmado hace cinco años entre los principales accionistas, hecho que ha dado lugar a intensos movimientos de una parte de la propiedad reclamando decisiones drásticas que cambien la difícil situación del grupo.

Según fuentes cercanas al Grupo Vocento, el desencadenamiento inmediato de la crisis tiene que ver con un estudio interno que encargó el presidente, Diego del Alcázar.

Auditores externos han realizado un estudio, un ‘stress-test’, a los directivos, en el que se les preguntaba cómo veían la situación del grupo, pero sobre todo sobre la gestión: forma de trabajar, capacidades de los altos cargos... De acuerdo con las fuentes consultadas por ECD, el resultado no ha dejado muy bien a los máximos ejecutivos de la compañía.

Víctor Urrutia a la presidencia

Tal iniciativa ha provocado el cuestionamiento de los principales gestores del grupo, lo que ha conducido al consejo a plantearse el cese de ambos. En el caso de José Manuel Vargas, la decisión será inmediata. Diego del Alcázar por su parte, planteó que su compromiso termina en abril de 2012 y que desearía que le dejaran terminar el mandato, caso que muy posiblemente ocurrirá.

Al mismo tiempo, uno de los principales accionistas, Víctor Urrutia, ha tomado pie del final del convenio de sindicación para expresar en el consejo que la situación no podía seguir así, con la consecuencia de la pérdida de valor del grupo como tal. Y planteó que, o le dejaban vender sus acciones a un precio razonable y abandonaba el grupo, o, si no, le permitieran a él comprarlas a un precio razonable.

El paso al frente dado por Víctor Urrutia, una persona con una relevante fortuna personal, le sitúa en estos momentos como futuro presidente de Vocento. José María Bergareche, que fue vicepresidente y consejero delegado, también se ha movido para el puesto, pero las viejas resistencias de la familia Ybarra, máximos accionistas, siguen en pie.

Arechabaleta, consejero delegado

Para sustituir a José Manuel Vargas se cuenta con Iñaki Arechabaleta, hasta ahora director general de Medios Regionales, un hombre, no solamente de la casa, sino procedente del viejo Grupo Correo, donde ha desarrollado su trayectoria profesional, y por tanto lo conoce a fondo. Hasta ahora ha mantenido un perfil bajo, pero se le considera un profesional de prensa de toda la vida.

El consejo de Vocento hace un balance no muy positivo de la gestión de Vargas y de la actual situación del grupo. Así, el 13 de abril se celebró junta general de accionistas en la que se informó que Vocento ha entrado en pérdidas (7 millones de euros), a las que ABC lastra con un déficit de 17 millones en 2010, y con la capitalización rebajada a la tercera parte.

A ello se suman los problemas de la televisión (el Canal 10), los dificultades de Punto Radio (con una audiencia que es prácticamente la misma que en 2004, cuando comenzó), y con un gratuito, ¡Que¡, adquirido por 130 millones y que da pérdidas.

Volver a ser el “Grupo Correo”

Otro detonante de la crisis, que va a conducir a la salida inmediata del consejero delegado, es el caso de José Luis Sainz, un fichaje de Vargas, que le nombró director general de Medios Nacionales de Vocento, y que en abril se volvió de nuevo al Grupo Prisa.

Fuentes cercanas a la dirección de Vocento admiten que en estos momentos una parte del consejo tiene planteada la posibilidad de volver a convertirse en lo que eran antes, es decir, en el Grupo Correo. Para lo cual tendrían que quedarse solamente con los diarios regionales (que siguen ganando dinero, aunque con más dificultades) y deshacerse de ABC, Canal 10, Punto Radio y Qué!

Una opción, en todo caso, sería convertir ABC en ‘un diario regional más’, a semejanza de los otros del grupo, lo cual abarataría costes, entre otras cosas porque no necesitaría un distribución nacional, ni coberturas informativas tan amplias.

Ayer se reunió la Comisión Delegada, que se celebra cada mes (el Consejo lo hace cada tres meses), de la que forman parte Diego del Alcázar, José Manuel Vargas, Soledad Luca de Tena, Víctor Urrutia, Álvaro Ybarra y Santiago Bergareche.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·