Martes 12/12/2017. Actualizado 10:11h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Juan Luis Cebrián presionó al Gobierno para que Industria ‘matizara’ su luz verde a la TDT de pago. Llamó a De la Vega y José Blanco: “Os vais a enterar”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Industria anunció en la tarde del pasado miércoles la apertura del proceso para que los operadores de televisión privada que quieran lanzar la TDT de pago soliciten la autorización necesaria al ministerio. Las presiones del Grupo Prisa forzaron un comunicado del Gobierno. Y hubo dos llamadas telefónicas al más alto nivel.

Según los datos recogidos por El Confidencial Digital en fuentes gubernamentales, el protagonista de ambas conversaciones fue Juan Luis Cebrián. El consejero delegado de Prisa llamó personalmente por teléfono a la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, y al recién nombrado ministro de Fomento, José Blanco.

Fuentes conocedoras de esos hechos hablan de un Cebrián “muy airado, vehemente y utilizando un tono duro” en todo momento. La idea de fondo que quiso transmitir a esos dos miembros destacados del Gobierno fue: “Os vais a enterar”, como no se salga al paso del anuncio que acababa de hacer Industria.

La maniobra de Cebrián surtió efecto. A pesar de que el anuncio inicial incluía una apostilla indicando que la autorización final para la prestación de la TDT de pago iba a requerir “un informe previo del Consejo de Estado y su posterior aprobación por el consejo de ministros”, Industria hizo pública una ‘nota aclaratoria’ en la que se insistía:

-- Este Ministerio quiere precisar que este anuncio no implica que el Gobierno haya autorizado la concesión de la TDT de pago, ya que la puesta en marcha de ésta y sus condiciones, requieren asimismo, y en todo caso, de un acuerdo del Consejo de Ministros.

Desde Industria se ha explicado, de forma extraoficial, que este anuncio “lo conocían las personas del Gobierno que debían estar al tanto del mismo”. Y añaden: “Se había dado la aprobación desde arriba. Estaba todo atado y bien atado”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··