Lunes 22/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

“Chicote tenía que quedar como un héroe y nosotros como unos guarros. Yo sólo actuaba. Lo que ellos me decían, lo hacía”

Habla una de las cocineras protagonistas de ‘Pesadilla en la cocina’. Vea el vídeo de ECD con sus declaraciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

'El castro de Lugo', un restaurante del barrio madrileño de Tetuán, fue el local elegido para el quinto capítulo de 'Pesadilla en la cocina' de LaSexta. Al poco de emitirse el programa, en noviembre, el bar tuvo que cerrar sus puertas. Su ex ayudante de cocina, Cristina, ha hablado en exclusiva con El Confidencial Digital sobre lo que hay detrás de 'Pesadilla en la cocina'.

El episodio centrado en el restaurante gallego ‘El castro de Lugo’ anotó un 15,3% de share y superó los 3 millones de espectadores. Sin embargo, lo que para LaSexta fue un éxito de audiencia, supuso “un desastre para el restaurante”, tal y como afirma Cristina, una de las encargadas de la cocina.

“Todo lo que grabaron allí era con guión y con figurantes”, asegura ante la cámara de ECD. “Para mí fue sorprendente ver todo lo que pusieron. Está todo montado. Me asusté de lo que vi”, continúa la exempleada del local, hoy cerrado.

En la nota que publicó laSexta en su web sobre el episodio de ‘El castro de Lugo’ definían su cocina como “la más sucia que ha pasado por el programa”. Añadían que este restaurante de comida tradicional gallega se había convertido en “una colección de problemas para su dueño” debido, entre otras cosas, “a unos empleados sin compromiso”.

Cristina afirma que el dueño del local le engañó para convencerle de participar en ‘Pesadilla en la cocina’. “Me prometió que el programa ayudaría a que yo pudiera cobrar mi sueldo y aún me deben cuatro meses de nómina, las vacaciones y otra serie de cosas”.

También explica que el restaurante “lo cerró un juzgado por las deudas con empleados y proveedores; ni lo decidió el propietario, ni Sanidad”. Sobre Cristina, el programa de laSexta aseguraba que se había “adueñado de una cocina que maneja a su antojo con un total descontrol”.

Cristina se defiende: “Yo no he puesto nunca nada mal a la gente, eso es una mentira”. Aclara que “la cocina estaba tan sucia porque me encargaron que la dejara así” y fue ella misma quien se encargó de desordenarla e incluso ensuciarla, a propósito.

Sin embargo, aunque en la emisión se refieren a ella como “la cocinera” continuamente, ella aclara que “el puesto era de ayudante de cocina, pero trabajaba por dos: de cocinera y ayudante”.

Chicote afirmaba en antena que la cocina de ‘El castro de Lugo’ tenía “la mayor falta de higiene” que había visto en su carrera profesional. De hecho, el chef llega a vomitar en su primera visita a la despensa, decide cerrar el local y declara: “Treinta años cocinando y no había visto algo así en mi p. vida”.

La relación con Chicote fue tensa con todos los empleados, tal y como se vio a lo largo del episodio. Mientras el chef reprendía al personal, eran frecuentes las bromas y las medias sonrisas. “Como sabía que todo era un papel, me reía cuando me estaba echando la bronca”, dice Cristina. “Era todo guión”.

Sobre los cambios de diseño que hizo el programa al local, denuncia que “no arreglaron el bar; era tan sólo un decorado y no hubo ninguna reforma”.

Otro de los puntos que más ha molestado a Cristina es la afirmación de que abandonaba su puesto de trabajo para rezar. “Yo dije que no quería que saliera nada de la Iglesia”, asegura, “y menos para hacer burla o para reírse”.

Explica que las imágenes que la muestran rezando fueron “un descuido”; lo estaba haciendo en privado y “no sabía que llevaba el micrófono abierto. Yo voy a misa fuera de mi horario de trabajo”, concluye.

Vea pinchando aquí el vídeo con las declaraciones exclusivas de Cristina, la ex ayudante de cocina de ‘El castro de Lugo’.

Aquí puede ver el capítulo completo de ‘Pesadilla en la cocina’.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··