Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Cónclave de directivos de El Mundo, Marca y Expansión. Galiano presentó un preocupante balance sobre la situación financiera de Unidad Editorial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Preocupación generalizada en la cúpula directiva de Unidad Editorial. El equipo dirigido por Antonio Fernández-Galiano está acusando especialmente el recorte de ingresos publicitarios. Hace unos días, en un reunión interna, se habló de que el grupo está pasando algún apuro económico.

El ‘cónclave’ se celebró el lunes de la pasada semana en la sede central del grupo, en Avenida de San Luis, según ha podido saber El Confidencial Digital. A él acudieron todos los máximos responsables de las diferentes cabeceras. El rango de menor nivel presente era el de redactor jefe. Quien habló a sus directivos fue el consejero delegado, Antonio Fernández-Galiano.

La principal conclusión de la reunión que se transmitió fue la siguiente: “Orbyt nos va a salvar”. Los máximos responsables del grupo insistieron en que el quiosco virtual de Unidad Editorial es ‘la tabla de salvación’ de la empresa a corto y largo plazo.

A pesar de que Galiano intentó transmitir una imagen positivista de la situación financiera de la compañía, el ambiente entre los trabajadores de Unidad Editorial es otro: “La sede está deprimida”, explica un alto directivo de la empresa. ¿El motivo? No se conocen las cuentas del grupo.

Eso es precisamente lo que demandan algunos responsables: que la dirección dé cuenta de varias cuestiones. La principal, la deuda acumulada. Si en 2008, la situación era “excelente” y Fernández-Galiano presumía que Unidad Editorial era el grupo mejor preparado para afrontar la crisis económica, hoy en día todo es diferente.

El endeudamiento del grupo, lastrado ya si cabe tras la adquisición de Recoletos, es aún mayor que hace tres o cuatro años. Lo preocupante, apuntan desde dentro, es que no se conocen las cifras verdaderas. Según los datos no oficiales que presentó José Manuel Vargas en la junta de Vocento, la deuda financiera de Unidad Editorial es de 971 millones de euros.

Una dato más: según fuentes internas, el Ebitda del primer trimestre de 2011 ha sido de más de 3 millones de euros.

A ello hay que sumar la situación de Veo7. Hace ahora un año, tras la contratación de Ernesto Sáenz de Buruaga y Rafael Ortega, Fernández-Galiano habló de que la televisión del grupo salvaría las cuentas de Unidad Editorial. Sin embargo, el desplome de los ingresos publicitarios ha provocado el cierre del canal.

En el grupo no entienden por qué la dirección no pone nombre y apellidos a las diferentes gestiones que han provocado el cierre de Veo7: “¿Algo de culpa tendrán Melchor Miralles y Buruaga?”, se preguntan algunos directivos.

A pesar del mensaje optimista que se intentó transmitir, en el grupo consideran que su situación financiera es preocupante y que Galiano no les contó toda la verdad.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·