Medios
Directivos de Telecinco responsabilizan a Paolo Vasile de los fracasos del verano

El consejero delegado intervino personalmente en la elección y el diseño de varios programas que han conseguido malos resultados de audiencia

Toca hacer balance del verano. Y en el departamento de Contenidos de Telecinco hay un malestar creciente por la intervención personal del consejero delegado Paolo Vasile en varios formatos, sin contar en muchos casos con su parecer. Aseguran que él es el principal responsable de las bajas audiencias de esos espacios.

Paolo Vasile.
Paolo Vasile.

Según los testimonios recogidos por El Confidencial Digital, el malestar de varios ejecutivos de Mediaset se remonta a varios meses atrás. Desde el momento en el que Paolo Vasile ha ido incrementando su implicación en el día a día del trabajo que desarrolla el equipo de Contenidos… hasta llegar a desplazarlos.

Un ejemplo de ello fue el fichaje sorpresa de Jaime Guerra. La llegada del nuevo responsable de realities fue una decisión personal del consejero delegado, que no contó con el parecer de varios miembros destacados de este departamento. El aterrizaje no sentó muy bien.

Se trataba de frenar la caída de audiencia de los principales formatos de telerrealidad de la compañía, que daban muestras de desgaste: ‘Gran Hermano’, ‘GH VIP’, ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’, ‘Sálvame Deluxe’, que finalmente tuvo que ser cancelado, etc. Pero extrañó la opacidad que acompañó este movimiento.

Comienza el desconcierto

Esta decisión provocó inmediatamente un gran desconcierto. ¿Cuál sería su cometido exacto? ¿Quién perdía funciones? ¿A quién reportaba el nuevo fichaje? ¿Quién supervisaría su trabajo? ¿Se le traspasarían todos los programas con ese perfil?

Como ya se contó en estas páginas, hubo quien llegó a temer entonces incluso por su propio puesto. Se duplicaban competencias y se solapaban funciones. La cadena anunció poco después una reorganización que llevó a cabo hace sólo unas semanas.

Mientras tanto se acercaba el verano… y Contenidos empezó a constatar cómo algunos formatos pasaban a la fase final de producción sin el parecer de varios directivos del departamento. Cuando alguien pedía explicaciones, la respuesta era la misma: el propio Paolo Vasile ha dado el visto bueno y dirige el desarrollo del formato.

Tres nuevos espacios

¿De qué programas hablamos? Se mencionan especialmente tres:

-- ‘Me lo dices o me lo cantas’. Este confidencial adelantó el pasado mes de marzo en exclusiva la apuesta de Telecinco por este espacio musical que produciría Fremantle. Durante el programa, rostros conocidos de la televisión concursaban interpretando versiones de grandes éxitos musicales. La novedad es que la letra de las canciones estaría compuesta por los propios invitados.

A mitad de la fase de producción saltaron las primeras alarmas. Según se contó entonces también en estas páginas, el visionado de la primera entrega de Fremantle provocó el enfado del máximo dirigente de la cadena. Había que reeditar todo el contenido.

Este contratiempo provocó que se retrasara el estreno del programa. Se habló incluso de eliminar de las cuatro primeras entregas –que ya estaban grabadas- a dos concursantes del espacio. No deberían aparecer en todo el programa. Se trataba concretamente de Carmen Alcayde y Corina Randazzo que, efectivamente, acabaron por desaparecer de la pantalla.

Finalmente, ‘Me lo dices o me lo cantas’ fue estrenado el pasado 25 de julio y su comportamiento fue decepcionante. El martes 29 de agosto, Telecinco emitió la sexta y última gala que registró un mínimo histórico, al caer a un 8,1% de share tras reunir a 1.136.000 telespectadores. El espacio de Fremantle se quedó muy lejos de la media diaria del canal, un 12,5% de share.

-- ‘Mad in Spain’.  Telecinco decidió reforzar su parrilla veraniega con el estreno también de un nuevo formato de debates: ‘Mad in Spain’. Presentado por Jordi González y Nuria Marín sacaría a la palestra temas de actualidad con la colaboración de famosos y tertulianos, diversos rostros conocidos de la televisión.

El estreno, el domingo 23 de julio, también fue un fiasco. Registró un 10,3% de cuota de pantalla con 1.113.000 espectadores, y se tuvo que conformar con la tercera opción de la noche.

Para intentar reflotar el programa se tomaron medidas de urgencia. Una semana después de su estreno se anunció el fichaje de tres nuevos contertulios que se incorporaban al plantel de colaboradores del espacio. Santiago Segura, Carlos Lozano y Alonso Caparrós, que se sumaron a Lucía Etxebarría, Sofía Cristo, Cristina Tárrega, Francisco, Teresa Bueyes y Gianluca Mech.

Nada cambió la inercia del programa, que el pasado 10 de septiembre se despidió de la parrilla con un raquítico 7,5% de cuota de pantalla y 883.000 espectadores. Y lo que es peor: la cadena principal de Mediaset ocupó ese día la tercera plaza en el ranking al registrar un 8,3% y no destacar en ninguna de las franjas de la jornada.

-- ‘Snacks de tele’. Este formato nació como otro experimento veraniego, producido por ‘La Fábrica de la tele’ donde intervenían diversos youtubers y personalidades de gran tirón en la red como Estíbaliz Quesada, alias ‘Soy una pringada’. Comentaban en tono irónico o sarcástico vídeos virales y trozos de programas del ámbito Mediaset.

Se estrenó el sábado 15 de julio, con varios guiños polémicos en ‘Salvame’ (otro programa de ‘La Fábrica de la tele’), pero el espacio tuvo una fría acogida y no logró remontar. Durante todas sus emisiones rondó el 3% de cuota de pantalla.

‘Snacks de tele’ llegó a provocar un extraño vaivén en la parrilla. Una mañana de finales de julio, Mediaset anunció que lo cancelaba. Por la tarde, se dio marcha atrás y se anunció que el espacio tendría una nueva oportunidad a partir del 5 de agosto. No logró reconducir sus bajos índices de audiencia y el 2 de septiembre se emitió la última entrega, que obtuvo un 1,8% de share tras ser visto por 239.000 telespectadores.

Directivos del departamento de Contenidos aseguran que se trata de tres apuestas personales de Paolo Vasile, donde ellos apenas han podido meter baza. No se les ha consultado directamente o sus indicaciones han sido desatendidas.

Y desconcierto con el nuevo reparto de tareas

Un dato más. El nuevo reparto de tareas en Mediaset, que este confidencial adelantó en exclusiva, tampoco está siendo fácil de digerir a nivel interno. La confusión –explican a ECD algunas afectados- es grande porque antes el equipo estaba organizado: cada uno tenía muy claras sus competencias. Ahora no es así.

Un ejemplo. Mariano Blanco ha pasado a ser el encargado de supervisar el programa de Bertín Osborne. Pero se trata de un formato claramente de Entretenimiento y su nuevo cometido, definido por la dirección, es “formatos de actualidad”. Debía ser Baldomero Toscano quien monitorizara ese espacio, pues en sus manos ha caído el área de Entretenimiento. No es así.

ECD se ha puesto en contacto con Mediaset para recoger su parecer sobre esta situación. Desde la compañía niegan la existencia de cualquier tipo de discrepancia con su consejero delegado dentro del área de Contenidos y recuerdan que Telecinco ha vuelto a ser líder de audiencia este mes de agosto.

Outbrain

Etiquetas: mediaset, Telecinco, Paolo Vasile, equipo de Contenidos