Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:23h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La SER presiona al Gobierno para que los derechos de Prisa en América sean equiparables a los que disfrutan las empresas latinas en España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El diario El País lo reconocía abiertamente el pasado jueves: la SER está mirando ahora hacia América. Su principal objetivo es aumentar la presencia al otro lado del Atlántico. Hay mucho dinero en juego. Eso sí. Se está presionando para lograr que haya reciprocidad en las “reglas de juego”.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, los directivos de Unión Radio –el grupo de Prisa que aglutina a 1.240 emisoras en España y América (22 millones de oyentes diarios)- ya se han puesto en contacto con interlocutores del Ejecutivo Zapatero para lograr apoyo gubernamental.

Como decimos, hay mucho en juego. Se calcula que la expansión de la radio por Latinoamérica supondrá un crecimiento de audiencia del 50%, de un 50% de los ingresos y casi duplicar la rentabilidad, según explican los promotores de este plan estratégico.

Su objetivo es lograr que la división del Grupo Prisa en América juegue “con las mismas reglas” que sirven de pauta a las empresas latinoamericanas en nuestro país. A juicio de la SER, existe una desproporción enorme entre los requerimientos que ellos deben satisfacer en México, por ejemplo, frente al marco regulatorio que tiene Televisa en España.

El equipo que capitanea Augusto Delkader, consejero delegado de Unión Radio, es tremendamente crítico con lo que está sucediendo. En algunos casos, denuncian, sólo pueden ejercer derechos económicos y nunca políticos en las sociedades de aquellos países en las que entren, con el consiguiente perjuicio que eso puede suponer para el inversor.

Además, alegan la debilidad enorme de la SER en algunas circunstancias: “hay países donde si un día deciden ponernos de patitas en la calle, no tendríamos modo de impedirlo; estaríamos fuera”. Como han tenido oportunidad de explicar al Gobierno, esta inseguridad “resulta inadmisible”.

Como reconocen desde la SER, ahora queda por ver la capacidad de convicción de José Luis Rodríguez Zapatero frente a sus homólogos latinoamericanos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·