Viernes 15/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Fue director de Estrategia y Programación de TVE

Ignacio Gómez-Acebo acusa a RTVE de “acoso laboral”

Ha enviado a la Corporación un escrito de alegaciones del Comité contra la suspensión de empleo y sueldo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ignacio Gómez-Acebo, ex director de Estrategia y Programación de TVE, podría ser suspendido de empleo y sueldo durante 16 días. Según la cadena pública, el directivo tuvo un comportamiento “a todas luces improcedente, inadecuado e injustificable” hacia Javier Quevedo, subdirector de Producción de Deportes de la televisión, a quien, entre otros, el expedientado demandó por “acoso laboral”.

Ignacio Gómez-Acebo. Ignacio Gómez-Acebo.

Gómez-Acebo recibió hace unos días un escrito firmado por la directora de Recursos Humanos y Organización de TVE, Paloma Urigorri, en el que la cadena propone una sanción al directivo de 16 días de empleo y sueldo por “falta muy grave”.

Para justificar dicha sanción, TVE se basa en el incidente que tuvo lugar a principios del pasado mes de abril entre Gómez-Acebo y Quevedo. Al parecer, el subdirector de Producción de Deportes le obligó a llevar botellas de agua al plató A4 de Torrespaña para los presentadores del programa ‘Conexión TDP’, Lourdes García Campos, Amat Carceller y Francisco Caro.

Cabe recordar que Gómez-Acebo, en contra de su voluntad, había sido asignado a la producción de este programa en un área, Deportes, de la que había sido director entre 2009 y 2012. El profesional, por lo tanto, consideró humillante la petición de Quevedo y supuestamente tiró una botella de agua al suelo, actitud por la que ahora podría ser suspendido de empleo y sueldo.

Una gestión más independiente

Meses antes de producirse el altercado entre ambos profesionales, Gómez-Acebo informó a la cúpula de RTVE de su disconformidad con la asignación que se le había dado: consideraba que ese cargo vulneraba sus derechos como ex directivo de la cadena y apreciaba que se traba de un castigo por haber reclamado una gestión más independiente de la Corporación.

Esas quejas las plasmó en un escrito en el que apuntó a las consecuencias físicas y psicológicas que padecía y que, a su juicio, habían sido desatendidas por la directora de Recursos Humanos, Paloma Urigorri, instructora del expediente. Gómez-Acebo también solicitó que se le asignara otra dirección distinta a la de Deportes, pero la petición fue denegada.

En ese momento, el Comité de Empresa de RTVE en Madrid apoyó las tesis del expedientado ante la cúpula directiva, pero sus argumentaciones también fueron desoídas. Ahora, el comité, en defensa de Gómez-Acebo, tiene siete días para presentar sus alegaciones contra la propuesta de suspensión de empleo y sueldo.

Ha presentado sus alegaciones

Precisamente, El Confidencial Digital ha tenido acceso al escrito de alegaciones que ya ha enviado el ex ‘número dos’ de TVE a la Corporación a través del comité. Según el documento, Gómez-Acebo alega lo siguiente:

1. El directivo acepta los dos siguientes hechos:

-- “Cerrar la puerta con fuerza llevando las manos ocupadas con cuatro botellas de agua” del despacho de Quevedo el pasado 2 de abril.

-- “Arrojar las botellas de agua que portaba al suelo” el pasado 1 de abril en el acceso a los ascensores situados cerca del despacho de Quevedo.

Respecto a las palabras emitidas por Gómez-Acebo a Quevedo en su despacho el pasado día 1, “nada se concreta y manifiesta”, por lo que el comité entiende que “no son constitutivas de falta alguna”.

2. El comité se ratifica en su afirmación sobre la falta de garantías” en el procedimiento contra Gómez-Acebo, “en concreto por los trámites previos al expediente” y, en especial, añade, “en el hecho de que se informa al señor Quevedo de la solicitud de apertura de expediente disciplinario por parte del señor Gómez-Acebo para que aporte nuevos hechos conducentes a su defensa, no aplicando la misma medida al señor Gómez-Acebo”.

Además, el escrito apunta a las supuestas palabras de Quevedo hacia Gómez-Acebo en el momento del incidente: “… habéis visto lo que ha hecho este anormal”. El comité lo tacha de “contenido de suma trascendencia toda vez que acreditaría que hubo palabras ofensivas emitidas” por el número dos en la Producción de Deportes de TVE. De ser ciertas esas palabras, añade, “indudablemente operarían como provocación”.

Por otro lado, según el contenido del documento, tanto cerrar la puerta del despacho de Quevedo “con fuerza” mientras portaba cuatro botellas de agua como tirarlas al suelo “no son acciones por sí mismas constitutivas de ningún ilícito ni falta, pues no suponen acciones improcedentes, inadecuadas o injustificables”.

En ese sentido, el comité considera que podrían ser producto de “meros accidentes, sobrecarga de trabajo o negligencia”. Además, sostiene que en el expediente solo se incluyen “aisladamente los datos que pudieran inducir a una supuesta falta de respeto” de Gómez-Acebo: “Omite aquellos hechos que amplían, concretan y circunscriben la acción en su conjunto, aportando datos definitivos sobre la situación laboral y humana” en la que se encontraba Gómez-Acebo en el momento del incidente.

3. En otro orden de cosas, el Comité de Empresa de RTVE en Madrid recuerda que en la documentación aportada por la Corporación “nada se acredita sobre la presunta gravedad de los hechos descritos y admitidos por el trabajador”.

En ese sentido, Gómez-Acebo reconoce que no midió su fuerza al desplazar cuatro botellas de agua “y es obvio que no se dispone de la misma sensibilidad para realizar dicha operación, por lo que apreciar gravedad” en ella “parece cuanto menos exagerado”.

Respecto al hecho de tirar las botellas al suelo, el comité indica que “tampoco se acredita que dicha acción sea muy grave ni de las consecuencias fatales que se han producido para las personas o para la producción”, cuando, además, Quevedo “manifiesta que ‘no me ha causado ningún impacto’ y ni siquiera se acredita que fuese esa la intención” de Gómez-Acebo, explica.

4. Además, en sus alegaciones, el directivo considera que, en el expediente, RTVE ha omitido “deliberada y conscientemente” la demanda judicial por acoso laboral que Gómez-Acebo había interpuesto con anterioridad contra varios directivos de la Corporación: José Antonio Sánchez, presidente de la misma, Javier Quevedo y la directora de Recursos Humanos.

Por lo tanto, el comité entiende que, de esa manera, el expediente sancionador omite “información fundamental que podría demostrar la animadversión” por parte de Quevedo hacia Gómez-Acebo.

5. En su última alegación, el ex número dos de TVE asegura que “no consta en los archivos de esta representación expediente disciplinario alguno por hechos como los descritos y menos aún que dichas actuaciones sean consideradas muy graves”.

Así las cosas, fuentes de la Corporación RTVE han indicado a ECD que, de confirmarse la sanción a Gómez-Acebo, el directivo “irá con estas mismas alegaciones a juicio”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··