Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

El agresor de Hermann Terstch es un hombre de la noche madrileña. Tras dar una paliza al periodista le dejó abandonado en un sofá

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ni bronca política, ni un radical de la SGAE ni un ataque racista. La policía ha desvelado que todos los indicios de la agresión a Hermann Terstch llevan a pensar en una refriega nocturna. El periodista evoluciona de sus heridas.

El agresor se llama Ramón Narváez Gandarias y tiene 45 años. Regenta un conocido bar del madrileño barrio de Salamanca, según ha podido saber El Confidencial Digital. Va a pasar a disposición judicial como presunto autor de un delito de lesiones.

El periodista de Telemadrid fue agredido en la madrugada del pasado día 7 de diciembre. Según las averiguaciones de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid y de las declaraciones de varios testigos, Terstch fue abordado por un varón “de complexión fuerte y unos 45 años de edad. Este hombre sujetó y golpeó a Terstch, le recostó posteriormente en un sofá y abandonó el local”, según han relatado a la policía algunos testigos.

Fuentes policiales han señalado a El Confidencial Digital que se descartan otras hipótesis que han estado circulando estos días. No se trata de ninguna bronca política ni del ataque de algún radical defensor de la Sociedad General de Autores. Tan solo fue una ‘trifulca entre una persona con algunas copas de más y otro individuo que se sintió ofendido’. La disputa acabó en una seria agresión que llevó a Hermann Terstch al hospital con varias costillas rotas.

La Policía ha informado además que esa noche no se produjo ninguna llamada al 091 alertando de ninguna reyerta o altercado público en la zona. Los investigadores comprobaron además que no había cámaras de seguridad en la zona. Con estos datos se tomó declaración a varios testigos presentes en el interior del local donde se produjo la agresión. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··