Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Juan Luis Cebrián viajó a Brasil en un avión privado para entrevistarse con la presidenta del país. El viaje en jet Madrid-Brasilia cuesta 100.000 euros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Juan Luis Cebrián viajó la pasada semana a Brasil para mantener una reunión privada con la nueva presidenta, Dilma Rousseff. El encuentro llevaba gestándose desde hace tiempo, fruto de las buenas relaciones que mantiene Prisa con el país sudamericano.

Cebrián estuvo acompañado en este viaje de dos altos ejecutivos de Prisa: Andrés Cardó, director de Desarrollo Corporativo, Comercial y Marketing, y Miguel Ángel Cayuela, consejero delegado de Santillana. El objetivo de la entrevista es la expansión de Prisa a corto plazo en el país sudamericano.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el viaje de los tres directivos se realizó en un avión privado. En el grupo se argumenta internamente que el desplazamiento a Brasil era una “prioridad” para la dirección, de ahí que se decidiera hacer en una aeronave alquilada con tripulación.

Un viaje transatlántico Madrid-Brasilia tiene un coste aproximado de 100.000 euros, solo ida. Fuentes del sector explican a ECD que estos desplazamientos se realizan en aviones ‘heavy jet’, aeronaves con una autonomía mayor para poder realizar el trayecto con tranquilidad. Tienen una capacidad para entre diez y quince pasajeros.

La reunión con Rousseff tiene como objetivo la expansión del grupo Prisa en territorio brasileño o. Los gestores del grupo manejan un plan estratégico para los próximos dos años, explica un portavoz oficial del grupo, que admite que el desplazamiento en avión privado es algo accesorio.

Prisa mantiene excelentes relaciones con el Gobierno brasileño desde la etapa de Lula da Silva. Hace tres años, la fundación Santillana le concedió el I premio internacional Don Quijote de la Mancha, por su contribución a la divulgación y presencia de la cultura y lengua española. Desde ese momento, los lazos entre el Ejecutivo y el grupo se estrecharon.

Lula volvió a Madrid en mayo de 2010 para participar en una jornada organizada por El País: ‘La alianza para la nueva economía global’, se tituló el encuentro. Ese día, el presidente saliente brasileño y Juan Luis Cebrián mantuvieron un almuerzo en el que ambos acordaron estrechar la colaboración.

Ahora, con Rousseff, Cebrián y la cúpula del grupo ha acordado continuar los acuerdos cerrados con su predecesor y ampliar la presencia de Prisa en Brasil. Hay que recordar que los negocios de Santillana y Alfaguara en el país reportaron una facturación de 300 millones de dólares en 2010.

Cebrián aprovechó su viaje a Brasil para mantener una reunión con Vera Brandimarte, directora de ‘Valor económico’, el periódico salmón más importante del país. Ambas compañías tienen un acuerdo de colaboración.

Rousseff ha confirmado a Cebrián el interés de su gabinete por impulsar el castellano como segunda lengua del país. En este sentido, Prisa pretende expansionar sus negocios tanto en el mercado de la educación, como en el de la radiodifusión.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·