Lunes 22/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

José Luis Moreno propuso a Grundy Producciones formar un frente común, romper con Telecinco y ofrecerse a Antena 3: “tengo buenos amigos allí”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El martes 30 de noviembre, el productor José Luis Moreno y Mónica Galer, la consejera delegada de Grundy Producciones (la división de Fremantle en España), celebraron una reunión reservada en Madrid. En ese encuentro, el empresario madrileño le propuso formar un frente común para dejar de lado a Vasile.

Según ha confirmado El Confidencial Digital, en esta cita José Luis Moreno utilizó diversos argumentos para intentar convencer a la factoría de la necesidad de sumar fuerzas y dirigirse juntos a la competencia. A esa cita también acudió el sobrino del productor, Alberto Caballero.

José Luis Moreno declaró sentirse “muy dolido” con Vasile por haber roto el acuerdo que mantenía con él, acusándole de haber gestionado mal la productora Alba Adriática, de la que Telecinco es accionista. Además –dijo, se le sigue culpando de deber dinero a los proveedores y a los actores.

El productor ha recibido muy mal algunas críticas de directivos de la televisión de Mediaset. Y cita dos ejemplos: a) las recriminaciones por haber incumplido en la gala de Navidad de 2009, cuando se comprometió a traer cantantes internacionales y no apareció ninguno; y b) las acusaciones de no haber cumplido los plazos de entrega de guiones y capítulos de sus series.

Moreno recordó que Grundy también llevaba meses sin poder vender a Telecinco, sobre todo tras la salida de Roberto Sesa, ex responsable de Ficción de la factoría, que mantenía una buena relación con Vasile.

Por todo ello, concluyó Moreno, ambos debían cerrar un pacto amistoso y dirigirse a Antena 3 TV formando un frente común para vender allí sus formatos. “Tengo buenos amigos allí”, llegó a argumentar el empresario. Además, el sobrino Alberto Caballero, auténtico cerebro creativo de la empresa, sería un elemento convincente.

Sin embargo, la reacción de los presentes no fue como esperaba Moreno. Para empezar, su propio sobrino desveló que tenía un compromiso con Vasile para producir dos temporadas más de ‘La que se avecina’ (la quinta y la sexta). Aseguró que no tiene la menor intención de enfrentarse al ejecutivo que dirige ahora los designios de Telecinco y Cuatro.

La reacción de Mónica Galer fue de perplejidad y extrañeza. El mensaje que se le ha transmitido a Moreno es el siguiente. Grundy ha trabajado en el pasado con Telecinco en formatos de gran éxito, como ‘Yo soy Bea’ o ‘Sin tetas no hay paraíso’, y la compañía va a hacer todo lo posible por reconstruir una relación que se ha mantenido durante años. Esos son los planes de futuro de Fremantle Media en España.

Telecinco intenta minimizar los daños

Lo más extraño de esta maniobra es que, según los datos recabados por este confidencial, Telecinco ha realizado varios movimientos para intentar aliviar la situación del productor. No en vano, se trata de una compañía en la que tiene una participación del 30% y podría tener que responder de parte de sus deudas.

Un portavoz oficioso asegura que se le ha adelantado dinero para cubrir deudas, efectivo que habría sido utilizado por Moreno para aliviar los números rojos de otros negocios. Además, Telecinco ha contratado a todo el personal de ‘La que se avecina’ para evitarle esos costes que hasta ahora cubría Alba Adriática. Pero Telecinco ha seguido grabando en los estudios del productor y utilizando su material técnico, para que pueda seguir facturando.

Por último, la cadena de Mediaset ha vuelto a barajar la opción de ofrecerle sus galas de Navidad este año, como un modo de mantener la ‘fábrica’ operativa y pueda ingresar por nuevos trabajos. Pero la mala experiencia del pasado año y, sobre todo, los problemas de luz de Kulteperalia les han hecho desistir.

Más dolores de cabeza para Moreno

Efectivamente, el pasado 24 de noviembre, la compañía eléctrica decidió cortar la luz en la sede de Kulteperalia. La empresa colocó al día siguiente un generador para poder continuar con los trabajos. Sin embargo, el aparato no reunía la suficiente potencia lo que provocó varias escenas singulares.

Los empleados no pudieron conectar todos los ordenadores a la red y utilizaron linternas para acudir a los cuartos de baño. También se resintió la seguridad del recinto: algunas cámaras de vigilancia no estuvieron operativas durante la jornada.

En la cafetería de la productora también hubo complicaciones. Los dependientes no disponían de género suficiente para atender a los empleados. Al parecer, los proveedores se han negado a servir sus productos porque dicen que no han cobrado. Los trabajadores han tenido que acudir a un bar cercano.

ECD ha intentado contactar con Moreno en reiteradas ocasiones. Su secretaria explica que el empresario está de viaje y le resulta difícil responder a las llamadas de los medios.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··