Martes 17/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Las declaraciones del ministro han provocado un gran revuelo

El Mundo exigió por escrito a Montoro el visto bueno a la entrevista de Jorge Bustos

Se planteó como una “charla entre amigos”, se alargó durante dos horas y la dirección del periódico quiso evitar una polémica como la de Felipe González con La Vanguardia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Consciente del revuelo que habían causado sus palabras, el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro se detuvo ante los medios en los pasillos del Congreso para aclarar que las declaraciones que publicó este miércoles el diario El Mundo no son una entrevista al uso sino una conversación y una “reflexión de fondo” y “sincera”.

Cristóbal Montoro. Cristóbal Montoro.

Aseguró que no tenía intención de lanzar críticas al PP ni tampoco ataques personales contra nadie, sino de hacer una “llamada de estímulo” a su partido de cara a las próximas elecciones generales.

Según ha sabido El Confidencial Digital, a través de fuentes conocedoras del encuentro, la entrevista no se planteó, efectivamente, para ser publicada en el periódico. Al menos, en un primer momento. Fue el propio ministro de Hacienda quien invitó a Jorge Bustos a charlar distendidamente en su despacho.

“No le marcó tiempo, ni límites: era una charla entre amigos”, explican fuentes próximas a Montoro. La conversación entre ambos se alargó durante más de dos horas.

Como ha relatado también este jueves el director de El Mundo, David Giménez, un artículo de Bustos sobre los Presupuestos Generales del Estado fue el detonante para que Cristóbal Montoro entrara en contacto con él y le propusiese mantener esta charla informal.

Sin embargo, el periodista valoró a posteriori las respuestas del ministro de Hacienda. Y propuso a la dirección del diario la publicación de esa conversación. Eso sí, en todo caso, con el permiso del protagonista.

Durante casi dos días, el ministerio tuvo en sus manos el texto de la entrevista para realizar las matizaciones necesarias.

En la dirección del diario no estaban dispuestos a una polémica, concientes del revuelo que iban a provocar estas declaraciones cuando vieran la luz, similar a la que afectó a La Vanguardia por las palabras de Felipe González sobre si Cataluña debía considerarse una nación.

De esta manera, desde el gabinete del ministro no se puso ninguna objección al texto una vez revisado y se confirmó por escrito al periódico que no había problema para su publicación.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··