Martes 22/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La guerra El País-El Mundo sube de tono. Cebrián montó en cólera tras el reportaje del diario de Pedro J. sobre la “caída” del imperio Polanco que le señalaba como responsable

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los que estaban en la reunión no daban crédito. El consejero delegado reaccionó como pocas veces: fuera de sí, soltaba imprecaciones y clamaba venganza. La zona noble del Grupo Prisa asistió hace unas semanas a un ataque de ira de Juan Luis Cebrián provocado por una información del diario El Mundo sobre la compañía.

Se trataba de un extenso reportaje de dos páginas, incluido en la sección de Economía, sobre la situación de Prisa. El titular era suficientemente elocuente: “La caída de la casa de los Polanco”. Iba acompañado de un gráfico que recogía “los tres años de calvario bursátil” de la acción de la empresa.

El artículo hacía hincapié en que, desde la muerte de su fundador, la compañía ha perdido el 87% de su capitalización y presenta una deuda de 4.748 millones de euros. Además, se hacia hincapié en la “sangría de activos” a la que se ha visto abocada la editora de El País: venta de Localia TV y la red de establecimientos Crisol; venta de un 43% de Digital + a Telefónica y Telecinco; venta de un 25% de Editorial Santillana; e intento de venta de Media Capital.

Pero la noticia incluía otras afirmación de gran contundencia:

-- Tres años después de la muerte de Jesús Polanco, Prisa es “una triste caricatura” de lo que fue, decía el texto. “Representa como pocos en España el auge y declive de una familia, de un apellido, de una fortuna ganada a pulso pero también al calor del poder político”.

-- Familias como los Del Pino, Koplowitz, Botín o Entrecanales han sido capaces “no sólo de mantener los emporios que crearon sus mayores, sino también de mejorarlos y hacerlos más fuertes. Todos engrasaron bien, y a tiempo, sus protocolos de sucesión. No ha ocurrido lo mismo con Prisa”.

-- El tándem Polanco-Cebrián “se ha mostrado incapaz de dirigir los designios del grupo hacia buen puerto”. Un equipo gestor “que ahora trata de ganarse desesperadamente la confianza de los mercados financieros”.

-- Y por si todo esto fuera poco, “la SER –una de las principales fuentes de ingresos- vive una gran crisis con la desbandada de su equipo de deportes, tras la abrupta salida de Paco González”.

El enfoque, la extensión y, sobre todo, el tono del artículo provocó las iras de Cebrián que, como decimos, dejó traslucir muy visiblemente su enfado. Los gritos se pudieron escuchar en toda la zona noble del Grupo Prisa, donde se encontraba reunido con sus directivos.

Según ha sabido ECD, varios de los presentes coincidieron con Cebrián en que el tono de la información era duro pero que no se desvelaba nada que no fuera público. No sirvió de nada. El consejero delegado de Prisa no se apaciguó con estos comentarios e insistía en que se trataba de un escrito que iba directamente contra él y no contra la compañía.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··