Viernes 17/11/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

El País solo tiene dinero para pagar la indemnización de 20 días por año trabajo a los 129 periodistas incluidos en el ERE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Expediente de Regulación de Empleo de El País estipula una indemnización de 20 días por año trabajado. En las reuniones mantenidas entre empresa y trabajadores, la dirección se ha negado a modificar esa cifra. El motivo es que el grupo Prisa no tiene dinero para cubrir una compensación mayor.

Las cifras del ERE en el rotativo de Prisa son estas: 129 despedidos y 20 prejubilaciones. Es decir, en total saldrán del periódico 149 personas, un tercio de la plantilla. Respecto a las indemnizaciones, la empresa ha mantenido en todo momento la cifra de 20 días por año trabajado hasta un máximo de 12 mensualidades. Es lo que estipula la reforma laboral que ha aprobado el Gobierno del PP.

Las razones de El País para no modificar esa indemnización son esencialmente económicas. Fuentes cercanas a la dirección del periódico explican a El Confidencial Digital que “no hay dinero” para sufragar una compensación a los despedidos superior a los 20 días por año trabajado.

Prisa no tiene cash para incrementar esa cifra”, de ahí que la dirección se niegue a modificarla en las negociaciones que ha mantenido con los miembros del comité de empresa.

“Si suben los 20 días, Prisa no podría pagarlo, lo que llevaría a la quiebra del grupo”, apuntan las fuentes consultadas por ECD. Hay que recordar que la legislación estipula que la empresa tiene la obligación de abonar, en primer lugar, las indemnizaciones de los despedidos en el ERE.

En una de las propuestas que Prisa hizo a sus empleados, la dirección planteó una reducción del número de afectados por el ERE de 149 a 139, prejubilaciones voluntarias a partir de 58 años (el trabajador percibiría una renta mensual que, sumada a la prestación por desempleo, alcanzaría el 55% de la retribución fija neta percibida en el momento de la extinción del contrato), bajas voluntarias indemnizadas con 30 días de salario con un límite máximo de 12 mensualidades, y suspensión de contrato durante 15 meses (con prestación de desempleo) para un número de trabajadores que resultaría de restar de 139 las personas acogidas a las medidas anteriormente expuestas.

Es decir, sí estuvo dispuesto a subir la indemnización de 20 a 30 días, pero a cambio de un ERE temporal adicional. Los trabajadores lo rechazaron.

La empresa también llegó a ofrecer 'in extremis' hasta dos años de indemnización neta rebajando la cifra de despedidos finales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·