Domingo 19/11/2017. Actualizado 11:46h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Prisa utiliza su periódico Cinco Días para lanzar una advertencia a los bancos acreedores: “No nos matéis, porque nos hundiremos todos”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El diario Cinco Días publicó el pasado martes un artículo resumiendo la situación financiera de Prisa. El rotativo económico del grupo aseguraba que “Prisa no podrá devolver un préstamo sindicado de 2.800 millones cuando venza en 2013”. En la compañía aseguran internamente que la pieza se publicó para presionar a los bancos acreedores.

El artículo, titulado ‘Prisa, sacrificio por el bien común’ se pueden leer las siguientes frases: “Ahora queda claro que el complejo y dilutivo acuerdo de rescate del año pasado con Liberty, un vehículo especial de adquisición estadounidense, no resolvió el problema de la deuda de Prisa” o “Los 150 millones de euros del ejercicio parcial de estos warrants harán solo una pequeña mella en la montaña de deuda de Prisa”. 

Durante las últimas horas, un buen número de trabajadores se ha preguntado por qué se publicó esta “durísima pieza”. No lo entendían, ni tenían una explicación posible.

Descartada la posibilidad de un error indeseado, en Prisa circula una explicación interna de lo sucedido. La hacen altos cargos de la compañía, según explican las fuentes consultadas por El Confidencial Digital. Es la siguiente:

-- Se trata de un aviso a los bancos para dejarles claro que no podrán hacer frente al crédito sindicato que, efectivamente, vence en 2013. Son 2.800 millones de euros.

-- “No nos matéis, porque nos hundiremos todos”, es el mensaje que quieren lanzar desde Prisa a estos bancos acreedores. Si no se llega a un acuerdo de refinanciación, el grupo se hundirá y no podrá hacer frente a los pagos.

-- La última frase del artículo es la siguiente: “Con los accionistas de PRISA sacrificándose por el bien común, y los bancos europeos dispuestos a reducir al mínimo sus provisiones por la morosidad, Prisa podría salir del paso”. Se trata, según explican a ECD, de un movimiento in extremis para intentar renegociar con los bancos.

La única salida que le queda a Prisa, según se puede leer en dicho artículo, es cambiar de dueños, es decir, vender activos. Otra posibilidad es obtener unos resultados espectaculares, algo que descartan los directivos del grupo en la coyuntura actual.

Las imprentas, explican las fuentes consultadas por ECD, son uno de los activos que están en el punto de mira. Prisa posee Pressprint y su venta, aseguran, daría un balón de oxígeno a la compañía.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·