Medios
Prisa cambia el ERE suspendido por una reorganización de la plantilla

Una parte de los 80 trabajadores de Prisa Gestión de Servicios (PGS) que iban a ser despedidos serán reubicados

El grupo Prisa realizará una reorganización de la plantilla de su división de servicios ‘Prisa Gestión de Servicios’. De esta manera evitará la ejecución de un ERE que iba a afectar a 80 trabajadores. Esta medida no impedirá que se produzcan algunas salidas pero se tratará de un número reducido. 

Juan Luis Cebrián.
Juan Luis Cebrián.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes próximas a Prisa, directivos de la compañía están trabajando en la reorganización de la plantilla de PGS para evitar la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo.

Las fuentes consultadas por ECD explican que los responsables del grupo de comunicación necesitan tiempo para llevar a cabo esta compleja labor. La gran dificultad con la que se han encontrado ha sido detectar “en qué puestos –no cubiertos- reubicar a estos 80 empleados que iban a ser despedidos”.

El objetivo de esta medida es evitar el menor número de salidas posibles. Sin embargo su aplicación no logrará que el 100% de los trabajadores continúe en la empresa. Se producirán algunas bajas pero no habrá ERE. Las salidas no superarán el 10% de la plantilla.

Los trabajadores han recibido con alivio la noticia. Tal y como adelantó este confidencial, el pasado 17 de agosto los empleados del área transversal de la empresa recibieron la noticia a través de un correo electrónico. En plenas vacaciones y por un mensaje. Esto provocó un gran enfado entre los afectados por los modos empleados: “con agostidad”, explicaban internamente. Además había una gran incertidumbre sobre el número de afectados.

La notificación se presentó oficialmente a mediados de septiembre. Según informó El Español, la medida afectaría a 80 personas (60 despidos y 20 traslados) de un total de 300 trabajadores que componen Prisa Gestión de Servicios. Esta cifra representaba al 26% de la plantilla.

La empresa contaría con un plazo de 30 días para llegar a un acuerdo con el Comité de Empresa tras oficializar el Expediente de Regulación de Empleo. Una semana después de comunicarse oficialmente esta decisión –a finales de septiembre-, el grupo que preside Juan Luis Cebrián decidió retirar la medida anunciada. Este cambio de postura sorprendió satisfactoriamente a los representantes sindicales. 

Un área transversal para ahorrar costes

Prisa Gestión de Servicios (PGS) fue creada por Prisa en 2011 y a comienzos de este año recibió un transvase masivo de empleados de otras empresas de la compañía: El País, Cadena SER, AS, Cinco Días, El Huffington Post, ElPais.com, Prosa Brand Solutions y Prisa Corporación.

El grueso de la totalidad de los trabajadores de PGS corresponde de la Cadena SER. Se trasladó a 150 empleados desde Prisa Radio (la SER y emisoras musicales) a esta empresa de servicios y a Prisa Tecnología, una sociedad de externalización de sistemas. 

El primer afectado por esta medida fue el departamento de sistemas. Los trabajadores del área de Informática fueron trasladados a una nueva sociedad llamada Prisa Tecnología.

El segundo movimiento afectó al equipo de Recursos Humanos, Administración, Finanzas, Tráficos, Control de Gestión y Servicios Generales que fueron adscritos a Prisa Gestión de Servicios. Parte de la plantilla fue trasladada a una sede en Tres Cantos (Madrid).

El propósito fijado fue crear un área transversal que aglutinara los servicios comunes de las distintas sociedades del grupo. De esta manera, según anunció la dirección a los trabajadores, se descartarían salidas masivas y los traslados se llevarían a cabo sin perder antigüedad y sin afectar a los sueldos. Pese a ello la plantilla de la SER denunció que PGS era una  empresa instrumental que se utilizaría para realizar un ERE encubierto.  

Outbrain

Etiquetas: El País, Prisa, Juan Luis Cebrián, ERE, despidos, AS, salidas, Expediente Regulación de Empleo, Prisa Gestión de Servicios, Cadea SER, 80 trabajadores, ceses