Martes 12/12/2017. Actualizado 10:11h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La resolución final se espera para marzo

Telefónica amenaza con abandonar la compra de Digital + si le obligan a compartir contenidos

Competencia exige que suministre sus producciones a Vodafone, Orange... a los precios que marque la propia CNMC

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las conversaciones entre Telefónica y el regulador español para fijar las condiciones que permitan a la operadora seguir adelante con la adquisición de Digital + están a punto de saltar por los aires. Según fuentes del sector, la compañía presidida por César Alierta se ha plantado y ha amenazado con abandonar la operación si Competencia mantiene su exigencia de que comparta los contenidos.

Logo de Canal +. Logo de Canal +.

La CNMC y Telefónica no han conseguido ponerse de acuerdo en las conversaciones previas mantenidas por ambas partes para acordar las condiciones que el regulador impondrá a la operación de compra de Digital Plus. La compañía presidida por César Alierta lanzó una oferta en junio de 2014 para hacerse con el 56% que todavía no controla de la televisión de pago del Grupo Prisa por 750 millones de euros.

La operación, como es habitual, estaba condicionada a que fuera aprobada por las autoridades de competencia, en este caso el regulador español que preside José María Marín, puesto que Telefónica controlaría más del 60% de este mercado.

El proceso se encuentra en este momento en la etapa previa al primer informe de la CNMC, en la que representantes de ambas partes mantienen reuniones para conocer hasta dónde estaría dispuesta la empresa a ceder para sacar adelante la operación, y hasta dónde está dispuesto a llegar el regulador para dar luz verde a la adquisición.

Pues bien, esas negociaciones previas están a punto de saltar por los aires tras la amenaza de Telefónica de abandonar la operación si Competencia se enroca en su idea de obligar a la operadora a compartir sus contenidos con sus rivales a un precio que fijaría la propia CNMC.

“Competencia les quiere obligar a abrir sus contenidos a sus rivales, es decir, que hagan sus producciones y se las vendan, a un precio que marcaría la propia CNMC, a todo aquél que las quiera comprar”, explican fuentes conocedoras de la situación.

Marcha atrás

“Evidentemente, Telefónica les ha dicho que así abandona la operación. Que no puede ser que ellos paguen por los derechos de emisión de la fórmula 1, por ejemplo, ponga realizadores, productores, cámaras ultra modernas, periodistas... y que le obligue a venderlo a Vodafone o a Orange al precio que le marquen. Telefónica no va a pasar por ahí”, aseguran las fuentes del sector consultadas.

“No va a pasar por ahí sobre todo porque Digital Plus está ahí para el que la quiera comprar. Vodafone tiene músculo financiero de sobra si la quiere comprar, y Orange, pues que la compren. Pero Telefónica no va a pagar más de 700 millones de euros, va a comprar derechos, y va a producirlos para que luego le digan que se los tiene que dar a su competencia y al precio que le fijen”, señalan estas fuentes. 

Fuentes de la CNMC han asegurado que el expediente continúa adelante, que en breve está previsto que se finalice el primer informe que dará paso a las alegaciones de la empresa y, posteriormente, a la resolución final hacia el mes de marzo. “Es un tema muy complejo, poliédrico, de difícil solución, que afecta a muchos sectores y se sigue trabajando en él”, explican.

El gran perjudicado

Si finalmente no hay acuerdo y la CNMC impone unas condiciones inasumibles para Telefónica, el gran perjudicado sería el Grupo Prisa. La venta de su televisión de pago es vital para cumplir con sus objetivos de reducir su abultada deuda y salvar al resto del grupo.

Según fuentes del sector, ésta es precisamente la razón por la que al final habrá 'entente cordiale'. La operación tiene un componente político muy importante y afecta a medios de comunicación relevantes en pleno año electoral. En 2012, la CNMC ya impuso duras condiciones a Antena 3 Televisión para comprar La Sexta, condiciones que luego fueron suavizadas por el Gobierno de Mariano Rajoy.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··