Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Vuelco en la dirección del Grupo Prisa. Manuel Polanco desplaza a su hermano Ignacio y se convierte en el ‘hombre fuerte’ de la compañía: Cebrián asume su nuevo papel

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Grupo Prisa anunció a mediados del mes pasado una reestructuración interna que relanzó a dos profesionales de la casa: Ignacio Santillana y Manuel Polanco. Este último está llamado a desempeñar un papel decisivo en el futuro de la compañía.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, Manuel Polanco es el nuevo ‘hombre fuerte’ de la sociedad, la persona que va a ser la referencia de la empresa de aquí a unos años. El puesto que formalmente ocupa en estos momentos es el de director general de las divisiones de Negocio y de su Dirección Comercial. Pero va a ir asumiendo un mayor protagonismo con el paso del tiempo.

El hijo de Jesús de Polanco está llamado a desplazar a su hermano Ignacio y a convertirse en el futuro heredero de Prisa, la persona que pilotará la trayectoria de la entidad de aquí a unos años.

Por lo pronto, Manuel Polanco ha dejado Portugal y se ha trasladado a Madrid. Llevaba en el país vecino desde 2005, cuando fue nombrado consejero delegado del grupo portugués Media Capital. Es consejero de Prisa desde 2001, miembro de su Comisión Ejecutiva desde 2008 y consejero de Sogecable desde 2006.

El consejero delegado, Juan Luis Cebrián, ha asumido ya el nuevo escenario, explican a ECD desde la compañía. Directivos de su entorno aseguran que lleva diez años manifestando –más o menos formalmente- su intención de abandonar la sociedad pero el hecho es que cada vez ha ido asumiendo más protagonismo.

Las fuentes consultadas ahora por ECD aseguran que Cebrián ya es consciente del nuevo papel que va a jugar Manuel Polanco, lo ve como “inevitable”, y ha puesto como única condición que “el relevo se ha haga pausadamente, de forma ordenada”.

Por su parte, Javier Díez de Polanco no ve con malos ojos este vuelco en la cúpula. Mantiene una muy buena relación con Manuel Polanco y se llega a decir incluso internamente que “son amigos”. De ahí que no ponga especiales trabas al nuevo papel del director general de negocios.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·