Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Zapatero ha dado orden a sus ministros de no interferir en los procesos de fusión abiertos entre las principales televisiones nacionales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Que a nadie le entren tentaciones de maniobrar”. La consigna que ha dado José Luis Rodríguez Zapatero antes de partir hacia Londres para participar en la cumbre del G-20 es clara: que a ningún ministro se le ocurra interferir en los procesos de fusión abiertos en el sector televisivo.

Según confirman fuentes de Moncloa, esta orden responde al deseo del presidente del Gobierno de quedarse al margen de los movimientos de concentración que parecen dibujarse en el sector televisivo. Pero no sólo. Quiere, además, que nadie de su ejecutivo se mueva o posicione en un sentido u otro.

La orden, explican las mismas fuentes, han sido claras y tajantes. El mensaje es que en este asunto toca “quedarse quieto”. De este modo, las empresas de comunicación harán lo que consideren oportuno, sin influencias externas, advierten desde Moncloa.

Hay que recordar que la semana pasada, el consejero delegado de laSexta, José Miguel Contreras, abrió ‘la caja de los truenos’ tras declarar que la supervivencia del sector pasaba ineludiblemente por fusiones entre las grandes cadenas. Hasta tal punto es así, manifestó, que laSexta se ofrecía como ‘partner’ para futuros acuerdos.

Desde ese día, se han sucedido los encuentros y conversaciones privadas entre directivos: nadie quiere quedarse rezagado. El Confidencial Digital desveló ayer, por ejemplo, el desayuno reservado celebrado hace siete días entre Javier Díez de Polanco (Cuatro) y Paolo Vasile (Telecinco) para tratar, entre otras cosas, de esta cuestión –ver noticia-.

Esta decisión del Ejecutivo Zapatero de no intervenir en futuros procesos de fusión contrasta, sin embargo, con la fulgurante aprobación, a finales de febrero del Real Decreto de Medidas urgentes en Materia de Telecomunicaciones. Este es precisamente el texto que permite a las televisiones de ámbito estatal disponer ahora de participaciones cruzadas con el único límite de que en conjunto no superen el 27% de audiencia.

La tramitación acelerada de esa disposición, al margen de la nueva Ley General del Audiovisual que está negociando con las partes María Teresa Fernández de la Vega, se interpretó como un deseo del Gobierno por favorecer a alguna de las cadenas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··