Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Se avecina una batalla legal

Los argumentos jurídicos del ex número dos de TVE en su demanda contra la corporación

Ignacio Gómez-Acebo va a llevar al ente público ante los tribunales por suspenderle de empleo y sueldo. Recordará que esas medidas se toman por faltas graves, como un robo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El desencuentro entre TVE e Ignacio Gómez-Acebo, ex número dos de la corporación, va a acabar, definitivamente, en los tribunales. El febrero, el directivo denunció al ente por acoso laboral, y la respuesta fue abrirle un expediente disciplinario que la semana pasada desembocó en suspensión de empleo y sueldo durante 16 días. El santanderino va a acudir a los Juzgados de lo Social.

Ignacio Gómez-Acebo. Ignacio Gómez-Acebo.

Según explican a El Confidencial Digital desde el entorno de Gómez-Acebo, el ex responsable de Estrategia y Programación de TVE no va a quedarse quieto tras la suspensión de empleo y sueldoque ha decidido la corporación.

El directivo, que ya mandó en julio un escrito de alegaciones, ha decidido llevar el caso a los tribunales, a través de una demanda que presentará en los Juzgados de lo Social.

Los argumentos de Gómez-Acebo

El expediente abierto por parte de TVE contra él se basa en una discusión entre Gómez-Acebo y Javier Quevedo, subdirector de Producción Ejecutiva de Deportes, Javier Quevedo, producida después de que éste último obligara al primero a llevar botellas de agua al plató A4 de Torrespaña para los presentadores del programa ‘Conexión TDP.

Gómez-Acebo, que había sido director entre 2009 y 2012 de ese área,consideró humillante la petición de Quevedo y supuestamente tiró una botella de agua al suelo, actitud por la que ahora ha sido suspendido de empleo y sueldo.

El incidente, explican las fuentes consultadas, no debería calificarse, bajo ningún concepto, como “grave”, lo que motivaría esa sanción.

Así las cosas, el principal argumento jurídico de Gómez-Acebo en la demanda será recordar casos previos donde una conducta “realmente grave” provocó la suspensión que ahora padece él.

En ese sentido, desde el entorno del directivo se explica que, con anterioridad, “se ha suspendido de empleo y sueldo a trabajadores que han robado material o han faltado indiscriminadamente a su puesto”. No obstante, concluyen, “nunca se ha hecho porque una botella caiga al suelo”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·