El Chau-Chau
El momento más amargo para Ignacio González

Ignacio González, custodiado por la Guardia Civil.
Ignacio González, custodiado por la Guardia Civil.

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha pasado por la llamada ‘pena del telediario’ desde su detención, el pasado 19 de abril. Su rostro ha aparecido en numerosas ocasiones en las pantallas de televisión de los hogares españoles. Se le han imputado hasta ocho presuntos delitos de corrupción y se han llenado muchas páginas de periódicos a cuenta del ‘saqueo’ del Canal de Isabel II. González continúa en la cárcel de Soto del Real, a pesar de los intentos de su abogado por sacarle de allí. Con todo, a pesar de todas estas circunstancias que –a juicio de su entorno más cercano- van mermando su físico y su fortaleza psicológica, nada le ha dolido tanto a Ignacio González como la comparecencia de este lunes de su mujer, Lourdes Cavero, ante el juez en la Audiencia Nacional. Está imputada por un presunto delito de blanqueo de capitales a través de una empresa de guarderías. Y ha sido precisamente su declaración, la primera de un proceso que se pronostica largo, el momento más amargo para su marido, Ignacio González, el principal imputado en el caso Lezo. Los que le ven con frecuencia aseguran que está descompuesto.

Outbrain

Etiquetas: Ignacio González, Audiencia Nacional, Soto del Real, Caso Lezo, Lourdes Cavero