Miércoles 17/01/2018. Actualizado 18:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Chacón llevó a su niño al Cuartel General del Ejército, durante el vino del premio “Idoia Rodríguez”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La entrega del premio ‘Soldado Idoia Rodríguez’, que se concedía por vez primera, se convirtió, tal como anuncio El Confidencial Digital (ver noticia) en un acto feminista, porque se “apuntaron” la vicepresidenta, Fernández de la Vega, y la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, además de la titular de Defensa. Aparte de que el premio correspondiera a las primeras mujeres de las Fuerzas Armadas, cuando se cumplen 20 años de su incorporación al Ejército.

Le cuentan a El Chivato personas que estaban presentes que el acto fue “demasiado civil”, o lo que es lo mismo, poco militar. Por poner un ejemplo, en ningún momento sonó el Himno Nacional ni ninguna música castrense, y tampoco se guardó el protocolo militar en la llegada y salida de personalidades donde tuvo lugar.

Terminado el acto oficial, que se celebró en el Cuartel General del Ejército (el Palacio de Buenavista, en la plaza de Cibeles), se sirvió en los jardines un vino de honor, con participación de las personalidades presentes, es decir, la vicepresidenta, las dos ministras, el Jefe del Estado Mayor del Ejército (Fulgencio Coll) y otros altos cargos militares.

En un momento determinado, se incorporó el marido de la ministra de Defensa, Miguel Barroso, que se ha tomado la baja de paternidad por el reciente nacimiento de su hijo, y con él el pequeño, el hijo de Carme Chacón, quien lo tuvo en brazos mientras departía con los asistentes. En un determinado momento, la criatura empezó a llorar, y se la llevaron junto con una asistenta que lo cuidaba también.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··