Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

La reacción de la Comisión Europea en Madrid al artículo alemán sobre la siesta española: “Los tópicos no merecen respuesta”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un articulista de la revista alemana Der Spiegel culpó hace unos días a la troika de haber forzado al Gobierno español a suprimir la siesta. Según explicaba el economista Max A. Höfer en una pieza titulada ‘Viva la siesta: ¿Debería el Sur de Europa ser más alemán?’, la siesta desapareció en España en otoño del año pasado por exigencia de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

Según Höfer, la eliminación de una tradición tan arraigada en España como la siesta era un episodio más de la dominación del espíritu puritano del Norte de Europa sobre la mentalidad mediterránea del sur.

Las reacciones a estas afirmaciones no se hicieron esperar. Precisamente, en uno de los organismos mencionados, la Comisión Europea, el artículo no sentó nada bien porque –explican- no se ajusta a la realidad.

Según le cuentan a El Chivato, concretamente en la Comisión Europea en Madrid el artículo de Der Spiegel provocó sorpresa e indignación: “Está tan cargado de tópicos que no merece una respuesta”, ha comentado recientemente un miembro de esta delegación.

En la comisión aseguran que el mejor desmentido lo hicieron los usuarios españoles de Twitter, que se burlaron de las polémicas afirmaciones de Max A. Höfer.

La Comisión Europea ni siquiera se ha molestado en desmentir que la Troika exigiera eliminar la siesta a través del blog que utiliza habitualmente para rectificar noticias en las que se le menciona.

Algunos ejemplos: ha negado que el ejecutivo comunitario se estuviera planteando prohibir las estufas de leña (como publicó un periódico de Estonia), o que las leyes europeas de protección de los murciélagos estuvieran provocando plagas de estos animales en las iglesias de Reino Unido.

De la siesta, ni una palabra.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··