Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Javier Fernández siempre va de farol

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Javier Fernández y Miquel Iceta. Javier Fernández y Miquel Iceta.

Dos semanas después de la investidura de Rajoy, en la que los siete diputados del PSC rompieron la disciplina de voto y mantuvieron el “no” al candidato del PP, Javier Fernández, presidente de la gestora del PSOE, recibió en Ferraz al líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, para aclarar lo sucedido.

El encuentro entre ambos se produjo ayer lunes, duró algo más de hora y media y sirvió para que los dos escenificaran, después, su intención de mantener la relación que el PSOE y el PSC sellaron en 1978. Para ello, acordaron la creación de una comisión para redefinir un acuerdo que lleva vigente casi 30 años.

Todo ello, después de que desde la gestora se hubiera asegurado que Ferraz estudiaría la ruptura del acuerdo con el PSC y la expulsión de los diputados socialistas catalanes, con Meritxel Batet a la cabeza, del grupo parlamentario en el Congreso. Unas informaciones que, tras lo escuchado ayer, quedaron en agua de borrajas.

Según le cuentan a El Chivato, en el PSC estaban “más que tranquilos” ante las amenazas deslizadas por la gestora. Existía pleno convencimiento de que Javier Fernández jamás plantearía a Iceta la ruptura del pacto sellado en 1978 y ambos defenderían la continuidad del acuerdo y de los diputados socialistas catalanes en la bancada del PSOE.

Y es que, según altos cargos del PSC, el presidente de la gestora “va siempre de farol”. En el tiempo que lleva al frente del PSOE, explican, no ha tomado ninguna de las decisiones drásticas que había filtrado a los medios.

En el entorno de Iceta aseguran que Fernández “lanza globos-sonda” para ver cómo reaccionan sus receptores y, después, “recoge velas”. Así, ponen como ejemplo la amenaza de expulsión de los diputados díscolos que al final solo se ha quedado en una multa de 600 euros.

En ese sentido, concluyen que esa estrategia solo le ha salido una vez bien al presidente de la gestora, y fue con la entrega del acta de diputado por parte de Pedro Sánchez: “Las amenazas de expulsión sí surtieron efecto en ese caso, pero en los demás se ha demostrado que las filtraciones a los medios no se cumplen”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··