Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Junqueras quería la foto de una toma de posesión todavía como “preso político”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Oriol Junqueras en la Audiencia Nacional Oriol Junqueras en la Audiencia Nacional

Tal y como publicó El País el pasado miércoles, el Tribunal Supremo se prepara para asumir todas las causas judiciales abiertas contra ex miembros del Govern y de la Mesa del Parlament por el proceso independentista.

La decisión se basará en que el delito de rebelión es colectivo y no se pueden separar los hechos cometidos por un investigado de los cometidos por otro. Además, según el diario de Prisa, en el Supremo no ha gustado el encarcelamiento de ocho miembros del Govern y no se descarta que esta decisión se revierta antes del 21-D.

Esta información, al menos a priori, habría sido recibida como una buena noticia por Oriol Junqueras y los otros seis ex consejeros encarcelados. Sobre todo, porque ellos ya habían asumido que se mantendrían en prisión preventiva hasta después de las elecciones autonómicas y, de hecho, se habían preparado para ello.

Pues bien. Según le cuentan a El Chivato, el posible paso de la instrucción al Tribunal Supremo, y la posterior excarcelación de todos los antiguos miembros del Govern, también tiene una serie de “contras” que el propio Junqueras y sus compañeros han valorado.

En este sentido, desde ERC explican que el ex vicepresidente de la Generalitat y los antiguos consejeros tenían decidido concurrir a las elecciones, Junqueras como candidato a la presidencia, para lograr otro golpe de efecto de cara al exterior.

Su aspiración no era otra que conseguir una gran fotografía de impacto internacional: “tener que pedir un permiso penitenciario para poder viajar a Barcelona y prometer su cargo en el Parlament. Después, se trasladarían de nuevo a Madrid para volver a sus celdas.

Un trayecto de ida y vuelta que, en opinión de los separatistas, “hubiera dado la vuelta al mundo”. Sobre todo, “si Junqueras gana las elecciones”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··