Jueves 18/01/2018. Actualizado 13:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Los taxistas de Madrid se hacen grafiteros: “Zapatero, Gallardón ¿quién es más ladrón?”, “Alcalde trilero, con casco de minero"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, parece muy confiado con lo que pronostican las encuestas, que le dan una cómoda mayoría, de hasta un 54% de intención de voto, por sólo el 36% para el candidato socialista Jaime Lissavetsky.

Sin embargo, posiblemente no conoce, no quiere saber, o se lo ocultan, que en algunos colectivos, como taxistas, asociaciones de automovilistas, comerciantes y asociaciones de vecinos, el rechazo al alcalde empieza a convertirse en visceral, y que ha ido subiendo estos últimos meses.

El asunto puede ser preocupante, porque se trata de colectivos que trabajan muy bien el boca a boca, y podrían causar hacer un daño electoral enorme si la oposición los activa y utiliza.

Un ejemplo, que trasciende la anécdota. En el colectivo taxista, compuesto por 15.000 profesionales, ha subido muchos enteros el rechazo al alcalde del PP. Es de manual la relación amor-odio entre taxistas y alcaldes, pero en este caso el movimiento anti-Gallardón ha aumentado los últimos meses.

El rechazo al alcalde, que comparte con el sufren Zapatero y su Gobierno, se ha sustanciado en la vena ‘artística’ de algunos taxistas, autores de pintadas como: “Zapatero, Gallardón ¿quién es más ladrón?”, o “Alcalde trilero, con casco de minero”. El problema es que la crisis les está castigando de forma brutal, obligándoles a jornadas de 12 y 14 horas diarias, con caídas de recaudación de un 40% de media.

Además, el alcalde madrileño es blanco de las iras ciudadanas con su política de subidas de impuestos, y el desaforado afán multador, confiscatorio y embargador del municipio. Todo ello ha conducido a convertir algunos taxistas madrileños en grafiteros.

El Chivato ha hablado con alguno, que no ha tenido reparo en confesar que hacen pintadas para desahogarse contra el Gobierno de la nación y contra el alcalde. Lo practican de madrugada, porque a esa hora es más fácil y la policía no ‘trabaja’. Incluso nos han mostrado el pack de aerosoles que llevan en el maletero.

Alguno, más sofisticado, porta una libreta donde, en los ratos libres, anota slogans y ripios, que luego comparte con los colegas. Uno de sus mayores problemas es encontrar “buenos muros y vallas para pintar, ya que los grafiteros jóvenes tienen copados los espacios buenos”.

La próxima broma que maquinan estos grafiteros es pintar al propio alcalde: hacerle una pintada en la cara o pintarle el coche. Por ahora no pasa de ser una idea. No lo aplican, de momento, porque “hacerle victima podría beneficiarle electoralmente, y lo que queremos por encima de todo es que no salga otra vez elegido. Aguantar a este despilfarrador y multero otros cuatro años es demasiado”, comentan.

El Chivato planteó si no resultaba infantil recurrir a este estilo de protesta. La respuesta fue contundente: “Que alguien se ponga 12 horas diarias al volante y recaude un 40 o 50% menos, y saque lo justito para comer. Veríamos cómo se desahogaba. Peor sería que cortáramos el tráfico o montáramos atascos. Ya lo hemos hecho por asesinatos de compañeros”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··