Domingo 19/11/2017. Actualizado 11:46h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Lo que va de MasterChef a Master D.E.P.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Jordi Cruz, uno de los miembros del jurado de Masterchef, con uno de los concursantes de la nueva edición. Jordi Cruz, uno de los miembros del jurado de Masterchef, con uno de los concursantes de la nueva edición.

El miércoles se emitió en TVE la primera entrega de la cuarta temporada de MasterChef, eltalent show’ de cocineros que se ha convertido en un fenómeno social desde su primera edición.

Como en todos los episodios de estreno, el programa del miércoles se centró en desvelar los castings y pruebas de acceso de los nuevos aspirantes. Se trataba de explicar cómo es cada uno mostrando algunos detalles de sus vidas.

Lo que más ha llamado la atención de la audiencia es la selección de las escenas, donde parecen haber primado los criterios ‘televisivos’ por encima de los propiamente culinarios. Hasta una concursante que fue rechazada en la última prueba usó estos argumentos ante la presentadora, Eva González, que defendió la “profesionalidad del jurado”.

Uno de los comentarios que más se ha extendido entre los internautas que siguieron el primer capítulo de MasterChef apunta a una curiosa circunstancia: una parte importante de los aspirantes a entrar en el concurso aseguran haberlo hecho como vía para superar una tragedia personal. Desde la muerte de un familiar cercano –un padre, una abuela…-, a un problema grave de salud o a dificultades económicas que obligaban a recurrir a un banco de alimentos.

La sección ‘El Comidista’ de El País aludía este jueves precisamente al giro “dramático” que ha adoptado el concurso. Y en las redes sociales podían encontrarse multitud de comentarios que tampoco lo pasaban por alto: “Que alguien repase las bases de #MasterChef  a ver si es un requisito tener un familiar muerto o haber estado uno mismo a punto de palmarla”, decía un usuario de Twitter. Se llegó incluso a idear algún diálogo ficticio entre aspirantes y jurado:

-- “¿Tú qué?
-- Pues yo he preparado una sopa de...
-- No, que a ti quién se te ha muerto.
-- Ah, no. A mi nadie.
-- ¡Siguiente!”

Según ha podido constatar El Chivato, este hecho ha popularizado incluso entre los seguidores del programa un nuevo nombre para el espacio televisivo: Master D.E.P., que incluye la referencia a la abreviatura del epitafio “Descanse en Paz”.

Etiquetas
, , ,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·