Viernes 19/01/2018. Actualizado 01:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Miguel Arias Cañete lo está pasando francamente mal

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Miguel Arias Cañete, en un acto de campaña del PP. Miguel Arias Cañete, en un acto de campaña del PP.

A Miguel Arias Cañete nunca le convenció del todo convertirse en candidato del PP a las europeas. De hecho, se resistió ante Mariano Rajoy, que le tuvo que convencer prometiéndole una campaña con pocos enfrentamientos con el PSOE y basada en datos económicos. Además, el presidente le aseguró que le propondría como comisario europeo.

Una vez pasadas las elecciones, el estado de ánimo del ex ministro de Agricultura no ha mejorado, según le cuentan a El Chivato personas cercanas al propio Cañete: “Lo está pasando francamente mal”

En primer lugar, al cabeza de lista del PP para las europeas no le han animado mucho los resultados del pasado domingo, a pesar de haber sido el candidato más votado. La pérdida de más de dos millones de votantes y ocho escaños con respecto a 2009 no han dejado contento a Cañete que, según su entorno , “no está de humor para celebraciones”.

Además, Cañete no se olvida de la polémica que provocó su comentario después del cara a cara con Valenciano, cuando aseguró que no “acorraló” a la candidata socialista para no parecer “machista”. La campaña posterior del PSOE, que trascendió fuera de nuestras fronteras, ha provocado una erosión que ha detectado incluso el PP. Su candidatura a comisario corre peligro.

El ex ministro de Agricultura es consciente de ese riesgo, y comenta a los suyos que “está enfadado con él mismo por cometer ese error”. En este sentido, afirman sus propios compañeros, “Miguel es consciente que el tema del machismo es transversal en el Parlamento Europeo, en cualquier ponencia o comisión siempre sale a colación”.

Por ese motivo, tiene la certeza de que, si el Gobierno le presenta para el puesto de comisario, se le va a preguntar por lo que dijo, independientemente de la cartera por la que se postule: “vaya para la comisaría de Competencia o para la de Comercio, le van a echar en cara lo que dijo... de todas todas”.

El temor a quedarse sin comisaría europea, después de haber renunciado a su cargo como ministro de Agricultura, “tiene a Miguel muy inquieto”. En este sentido, aseguran que “no sabe con lo que se va a encontrar en Estrasburgo” la próxima semana, cuando empiecen las negociaciones para constituir el Parlamento y la Comisión. De ahí su pesar y amargura.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··