Miércoles 22/11/2017. Actualizado 03:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Miguel Roca se encomienda a la Divina Providencia ante la situación económica y política

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Estamos muy mal. Hay que trabajar duro. Vamos  salir de ésta. No sabemos cómo, ni cuándo y con un escenario totalmente distinto al actual. Cada vez creo mas es la Divina Providencia, ya no sé a que apelar tal como están las cosas”.

Este desahogo sincero lo hizo Miguel Roca, en Madrid, ante un nutrido grupo de empresarios y directivos que asistían a la presentación de una empresa consultora mediana  (AXIS), que él impulsó y ayudó a nacer en Barcelona  y está extendida ya en 14 países. Entre el auditorio, banqueros, directivos de grandes empresas de seguros, tecnológicas,  turismo, transporte, etc.

Al ex diputado y ex dirigente de CiU, padre de la Constitución, convertido hoy en floreciente abogado con un gran bufete internacional, se le vio joven y en plena forma: enérgico y divertido, pero certero.

Tenemos fortalezas, tejido empresarial, gente preparada. Algunos se nos van a Alemania, pero no van a vendimiar, son ingenieros, profesionales cualificados, no peones como en los años 60, subrayó.

“Hay esperanza, pero esto va a ser duro. Y debemos asumir que Europa, toda junta, no será tan importante en el futuro. Va camino de ser la séptima u octava potencia del mundo, porque vamos a perder puestos en el ranking mundial”.

 

Pidió a los empresarios que sigan trabajando duro y optimistas, “aunque los periódicos vengan llenos de malas noticias, porque las hay buenas, todos los días, que no se publican. No sé por qué, no venden”.

Hubo estopa para la clase política: “Hablan a menudo y a destiempo y dicen disparates. No les pagamos para eso”. Y para Alemania: “Parece que nos quiere meter en la UVI con dieta de adelgazamiento y austeridad”. ¿A quién va a vender sus productos cuando tenga a media Europa en los huesos y en la UVI?, se preguntó. “Ya se ha enterado que les llega una recesión por ese camino. Son el primer exportador mundial, y su mercado más importante es Europa. Ya se han enterado…. Menos mal”.

Roca reclamó a los alemanes que abandonen “sus recetas rígidas”, su prepotencia, porque Europa tiene que salir junta de la crisis y no vale el interés de país por encima de los demás socios europeos. Y que pierdan el miedo histórico que tienen a la inflación. “Me alegro cuando leo que hay algo de inflación. Eso  ya va bien: significa que hay actividad. Si, además de recesión, tenemos deflación, precios a la baja, no hay actividad. Sería lo peor que nos puede pasar”.

Su receta para los empresarios y directivos se resumió en: trabajo duro, moral y optimismo pese al ambiente depresivo. Y “transmitir confianza. Incluso nosotros a los demás. Contagiarla en el ambiente, predicar optimismo pese a todo. Estoy cansado de oír quejas a los empresarios, incluso a los que van bien, que luego  reconocen en privado que van bien, pero sólo en privado”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·