Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

“Pedro, mucha consulta a la militancia pero ¿a nosotros qué?”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez, en la reunión del Grupo Socialista. Pedro Sánchez, en la reunión del Grupo Socialista.

El regreso de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE está provocando, desde el primer momento, choques con los barones regionales que fueron críticos con él en la anterior etapa al frente de Ferraz. Ximo Puig salió vencedor en el congreso de los socialistas valencianos, pero García-Pageha tenido que plegarse ante el madrileño.

Una vez confirmado el pacto de gobierno alcanzado por el presidente de Castilla-La Mancha con Podemos, la dirección nacional del PSOE le notificó que debía someter ese acuerdo a la voluntad de la militancia a través de una consulta.

Una exigencia que, en un primer momento, Page no aceptó, y que provocó, entre otras cosas, la convocatoria urgente a Ferraz de Jesús Fernández Vaquero, secretario de Organización regional, al que José Luis Ábalos citó en su despacho para trasladarle que el partido tenía que hacer, “sí o sí”, una votación interna para decidir sobre el pacto de gobierno.

Pero, en paralelo a esta reunión, el propio Ábalos afirmó, en una comparecencia ante los medios, que el PSOE apostaba por una “quita a Cataluña” para acabar con el desafío soberanita, anuncio hecho horas antes de que Pedro Sánchez se reuniera con Pablo Iglesias para acordar una hoja de ruta sobre Cataluña y contra el Gobierno del PP.

La actuación del secretario general no está gustando a miembros relevantes del Grupo Socialista. Según confiesa alguno de ellos a El Chivato, “Pedro actúa de una forma con los militantes y de la contraria con nosotros”. Algo que, en su opinión, “es incomprensible”.

Destacan que, mientras Sánchez exige una consulta a la militancia en Castilla-La Mancha, sin embargo ha impuesto en el Congreso una alianza con Podemos, formando “de un día para otro” un equipo de negociación sin tener en cuenta para nada la opinión de los diputados del PSOE.

Importantes parlamentarios socialistas critican que el secretario general no haya reunido al Grupo para explicarles la estrategia con Podemos o sobre Cataluña, a pesar de que “históricamente esas reuniones han servido siempre como foros de debate y para tomar decisiones”.

Un “doble rasero” que empieza a indignar en la bancada socialista: una cosa con la militancia, otra con sus diputados.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·