Miércoles 22/11/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

... y Rafael Simancas sobrevive (otra vez)

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rafael Simancas. Rafael Simancas.

El pasado martes, Pedro Sánchez volvió al Congreso de los Diputados, después de haber sido proclamado líder del PSOE, para anunciar la composición de las nuevas direcciones de los grupos parlamentarios socialistas en las dos Cámaras.

El nombre de la nueva portavoz en el Congreso, Margarita Robles, se conocía de antemano, pero había dudas sobre quién ocuparía el cargo de secretario de Organización del Grupo, toda vez que Miguel Ángel Heredia, inquilino del puesto hasta la fecha, había sido sentenciado por Sánchez. Se hablaba de Meritxell Batet, pero finalmente el elegido fue Rafael Simancas.

El madrileño no entraba en ninguna de las quinielas y, por ese motivo, su nombramiento fue recibido, en un primer momento, con sorpresa. No obstante, una vez concluida la reunión del Grupo Socialista, la conclusión que muchos sacaron es que la elección de Simancas entraba dentro de lo normal… viendo su trayectoria.

Todo ello porque, tal y como aseguran a El Chivato diputados históricos del PSOE, el nuevo número tres del partido en el Congreso “siempre ha logrado un puesto de relevancia” sea quien sea el secretario general.

En ese sentido, recuerdan que Simancas ya fue líder de los socialistas madrileños con Zapatero. Con la llegada de Rubalcaba a Ferraz, logró un puesto en la Ejecutiva federal, como secretario de Formación. Un cargo que ocupó hasta el congreso extraordinario de 2014 y la victoria de Pedro Sánchez.

En un principio, el recién reelegido secretario general del PSOE no contó con él, pero el cese de Tomás Gómez le abrió de nuevo la puerta a un nuevo puesto de relevancia: Simancas se convirtió, en febrero de 2015, en el presidente de la gestora que creó el partido en Madrid hasta la elección de Sara Hernández cono nueva líder regional.

Pese a la confianza mostrada por Sánchez, Simancas optó, tras la convocatoria de elecciones primarias a principios de este año, por apoyar a Patxi López como candidato a liderar el PSOE. Una afiliación al ex lehendakari que no le impidió, sin embargo, mantener una reunión privada con el propio Sánchez, que ya entonces levantó ciertas suspicacias.

Tal y como se contó en estas páginas, algunos vieron en ese movimiento un nuevo intento de Simancas por “salvarse”, ante las malas expectativas de López según se acercaba el desenlace. Ya entonces, en el PSOE se dijo que su “instinto de supervivencia” le había llevado de nuevo a acercarse a Sánchez para “dejarse abiertas todas las puertas”.

Esas sospechas, finalmente, se han confirmado. Sánchez arrasó y de las candidaturas rivales apenas hay supervivientes. De hecho, en el PSOE solo contabilizan dos: Patxi López... y el ‘eterno’ Rafael Simancas.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·