Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Rajoy no quiere que parezca que se toma muchas vacaciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy y Elvira Fernández, en una imagen de archivo. Mariano Rajoy y Elvira Fernández, en una imagen de archivo.

El del año pasado fue el agosto más atípico, políticamente hablando: alteró completamente las vacaciones de los líderes de los partidos.

El equipo de Mariano Rajoy, consciente de la situación de incertidumbre que vivía España por la falta de Gobierno, diseñó una estrategia para que el presidente descansase, pero con unas directrices muy calculadas, que siguió a rajatabla: declaraciones todos los días a la prensa y evitar fotografías en saraos veraniegos.

Ahora, en este agosto, la mayoría de la clase política tiene decidido ‘compensar’ el verano atípico del año pasado con unas vacaciones más largas. También el presidente del Gobierno.

Sin embargo, según le cuentan a El Chivato, en Moncloa quieren evitar que parezca que Rajoy se toma “demasiados días de vacaciones”. Por ello, en su equipo existen dudas sobre si dar por finalizado el curso político el último viernes de julio o hacerlo el primer viernes de agosto.

El presidente protagonizará ese día la tradicional rueda de prensa de balance del curso político.

Las diferencias que han detectado en el calendario de este año, a efectos de imagen pública, son sustanciales. “No es el mismo irte el 28 de julio que el 4 de agosto. En el primer caso, parece que te has pegado un mes de vacaciones”, valoran estos días en Moncloa.

Esos cálculos se realizan teniendo en cuenta que el primer encuentro del Gabinete tras el parón veraniego está prácticamente decidido que se celebre el 25 de agosto. Esto implica que los ministros, secretarios de Estado y subsecretarios deberían regresar a sus despachos el lunes día, 21 para preparar los temas de esa reunión.

Si se opta finalmente por el día 4, solo durante dos viernes, el 11 y el 18 de agosto, el presidente no convocaría a los ministros en La Moncloa. Y no parecerá que se ha tomado demasiadas vacaciones.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·