Viernes 17/11/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

“A Rubalcaba le apoyamos para que fuera un líder de transición”. Los desahogos de Carmen Alborch

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En plena crisis de liderazgo en el PSOE, Carmen Alborch aprovechó un encuentro con amigos en un local público de Valencia para desahogarse y, sobre todo, dar su opinión acerca de la situación del partido y del secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba. Y le escuchó El Chivato.

Como estaba situada al fondo de la sala, la ex ministra de Cultura con Felipe González, se expresó muy resuelta y en un tono de voz algo elevado, sin reparar en que cualquiera podía oír esas reflexiones sobre la realidad del Partido Socialista.

Preguntada por uno de sus acompañantes cómo veía a Rubalcaba, Carmen Alborch fue tajante: “El problema de Alfredo es que muchos le apoyamos pensando en él como un líder de transición. Él no se ha dado cuenta de eso, y sus declaraciones asegurando que va a seguir hasta 2015 han tensado más la situación”.

La hoy senadora por Valencia achacó también el debate sobre la continuidad o no de Rubalcaba al frente del PSOE a “la insistencia de los periodistas” en este asunto. “Muchos quieren correr demasiado y anticipan a hoy noticias, o procesos como la elección de candidatos, que se tienen que analizar más adelante”, explicó.

Pese a no considerar a Rubalcaba como el líder del futuro para los socialistas, Alborch tuvo palabras de admiración hacia el ex vicepresidente del Gobierno. Llegó a asegurar que tiene “una mente brillante, privilegiada”.

Para ilustrarlo, relató una anécdota que vivió ella en primera persona: “Estábamos en una comida o una cena, y yo comenté lo difícil que era una carrera como Químicas, de la que él es licenciado y dio clases. Pues bien, él me oyó y, al cabo del rato, dijo en alto, y mirándome, que el Derecho Mercantil también exige un gran sacrificio”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·