Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Trapero a los Jordis: “Gracias, pero no voy a comer con vosotros”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Trapero, Cuixart y Sànchez a su llegada a la Audiencia Nacional. Trapero, Cuixart y Sànchez a su llegada a la Audiencia Nacional.

El pasado lunes, el mayor de los Mossos, José Luis Trapero, y los líderes de la ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, acudieron a la Audiencia Nacional a declarar por un presunto delito de sedición.

La juez Carmen Lamela no estimó suficientes las pruebas presentadas contra Trapero y no dictó prisión provisional, como pedía la Fiscalía. Le impuso la retirada del pasaporte y la obligación de presentarse cada quince días en el juzgado más cercano.

En cambio, en el caso de Sànchez y Cuixart, la magistrada ordenó prisión sin fianza para ambos por considerarlos “responsables” de las movilizaciones contra la Guardia Civil y funcionarios de Justicia el pasado 20 de septiembre.

Se trató de una sesión larga, que comenzó a las nueve de la mañana y terminó cerca de las once de la noche. El primero en presentarse en la Audiencia fue Trapero, esta vez de paisano en lugar de uniforme. Unos minutos más tarde hicieron lo propio Sànchez y Cuixart, conocidos ya como “los Jordis”.

Los tres prestaron declaración ante el fiscal durante toda la mañana, llena de recesos durante los que los letrados perfilaban las medidas a tomar contra los investigados.

Las declaraciones se interrumpieron finalmente a las dos para que funcionarios e imputados pudieran almorzar y tomar un descanso hasta las seis de la tarde.

Una vez comenzado el parón del mediodía, los Jordis y sus abogadas convinieron en acudir a la delegación de la Generalitat en Madrid, situada en la calle Alcalá 44, a pocas manzanas de la sede judicial.

Como el mayor Trapero había terminado su declaración minutos antes y ya había abandonado el juzgado, Sànchez y Cuixart le enviaron un mensaje a su móvil invitándole a comer con ellos en algún restaurante cercano a la sede del Govern catalán.

Sin embargo, según le cuentan a El Chivato, la respuesta de Trapero fue negativa. A los pocos minutos, envió a los Jordis un escueto mensaje: “moltes gràcies, però no vaig a menjar amb vosaltres” (muchas gracias, pero no voy a comer con vosotros). El jefe de los Mossos almorzó con un amigo cerca de la Audiencia Nacional, en las inmediaciones de la Plaza de Colón.

Trapero no quiso dar pie a que ningún periodista o político “de Madrid” le relacionara aún más con la ANC y Òmium. El mayor de los Mossos evita verse más perjudicado por el referéndum catalán y los escándalos que lo rodean.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·