Domingo 25/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Zapatero, “como niño con zapatos nuevos”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Zapatero durante su primera visita a la UME. Zapatero durante su primera visita a la UME.

La Unidad Militar de Emergencias fue conocida en sus primeros años de vida –con cierta sorna- como la ‘guardia pretoriana’ de José Luis Rodríguez. Así la llamaban en ciertos círculos castrenses al considerarla un ‘invento’ del ex presidente y al tratarse de un cuerpo que quedó bajo el mando directo de La Moncloa.

Mucho han cambiado las cosas desde entonces. El pasado 7 de octubre, la UME celebró en Torrejón de Ardoz –su cuartel general- su décimo aniversario. Un acto presidido por Pedro Morenés al que no fue invitado el propio Zapatero. Según Pedro Sánchez, la ‘no invitación’ fue algo “indecoroso”.

Pero lo cierto es que en la base de Torrejón no olvidan la primera visita de Zapatero a la Unidad. Según ha podido comprobar El Chivato, aquel 13 de septiembre de 2007 ha sido inmortalizado en un libro conmemorativo que ha editado la UME y ha distribuido de forma un tanto selecta.

Pues bien. En ese volumen, bajo el título ‘Zapatero, reportero’, se desvela como el ex presidente visitó a su cuerpo militar favorito y se mostró “como un niño con zapatos nuevos”. Relatan que aquel día “era la primera vez que visitaba a sus tropas y no pudo evitar su satisfacción”. Se mostró “muy ufano porque su ‘proyecto personal’ tomaba forma”.

Relata la propia UME una anécdota curiosa sobre esta primera visita: cuando el general Fulgencio Coll, jefe de la Unidad –y posterior JEME con Carme Chacón en el Ministerio- se disponía a atender a la prensa congregada en la base, Zapatero tomó por sorpresa las riendas y comenzó a ejercer de periodista: realizó una batería de preguntas sobre los medios y capacidades del cuerpo que dejó perplejo a los presentes. Fue casi un interrogatorio.

Tras la retahíla de datos aportados por el general Coll, Zapatero “concluyó con un ‘muy bien’, se dio la vuelta y se marchó. La reinvención de la rueda de prensa para asombro de los allí presentes”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·