Jueves 18/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

La conmoción de Felipe González al ser informado de la muerte del cabo en Afganistán y la evasiva del ministro Gabilondo para no hablar de ‘misión de paz’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El suceso tuvo lugar este miércoles, en la sede de la Fundación Everis donde se entregaban los premios anuales para Emprendedores y Ensayos. Entre los asistentes se encontraban más de 200 personalidades del mundo académico, empresarial y político del país.

Hubo dos rostros especialmente destacados. En primer lugar, el ministro Ángel Gabilondo, que hizo entrega de los premios a los galardonados: una empresa de medicina regenerativa y los autores de un libro de sugerente título: “¿El final de la crisis?”.

Pero la mayor parte de las miradas se centraron en el ex presidente del Gobierno, Felipe González, que había sido invitado por los organizadores para pronunciar una conferencia sobre la relación de España con Europa y Latinoamérica.

Al terminar su exposición fue cuando se produjo un hecho inesperado. Una persona se acercó a la mesa presidencial y entregó un papel al ex presidente. Según se supo después, la escueta nota le informaba de la muerte en Afganistán del cabo Cristo Ancor Cabello Santana, alcanzado por una mina que dejó también varios soldados heridos.

Según le cuentan a El Chivato personas presentes en la sala, el veterano político socialista se emocionó visiblemente. Alguno creyó incluso ver alguna lágrima en el rostro del invitado, quien se dispuso a escuchar al ministro de Educación, que intervenía a continuación.

Gabilondo tomó, efectivamente, la palabra y comenzó manifestando su dolor ante la trágica noticia del militar asesinado. A nadie le pasó por alto que, en todo momento, evitó hablar de misión de paz. Se refirió simplemente a “una misión”.

Al final, cuando todo concluyó, Felipe González y Ángel Gabilondo hicieron un aparte, sobre el mismo estrado. Estuvieron juntos, departiendo en voz baja, casi cinco minutos. Y al ex presidente se le oyó decir, desolado: “Menuda misión de paz”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··