Domingo 27/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Los tres más duros del Supremo para responder a Alemania

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Fachada del Tribunal Supremo. Fachada del Tribunal Supremo.

El auto del martes de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo fue especialmente duro con los jueces alemanes que decidieron dejar en libertad a Puigdemont.

Muchos analistas llamaron la atención sobre la prosa clara y nada farragosa del escrito, que evitó los términos jurídicos para explicar por qué las protestas de decenas de personas en el aeropuerto de Fráncfort no son comparables al intento de secesión de un territorio.

A lo largo de las 38 páginas del auto, el Supremo ha fundamentado, con todo lujo de detalles, la violencia y los intentos de practicarla por parte de los independentistas. Antes y durante la celebración del referéndum.

Es más, en algún momento el escrito llega a establecer que, en el hipotético caso de que la consulta tuviera lugar en un land alemán, las autoridades de Berlín no dudarían en calificar los hechos de alta traición.

Echa en cara al tribunal que no se aprecie violencia suficiente en los hechos asegurando que podría haber tenido lugar una “masacre” si el dispositivo policial hubiera sido mayor. Y lanza un punzante dardo al Gobierno: “los independentistas camparon a sus anchas entre 2015 y 2017”.

Todas estas afirmaciones han causado sorpresa por el tono de la redacción. El ponente del auto fue el magistrado Alberto Jorge Barreiro. Los otros dos miembros que estudiaron el recurso fueron Miguel Colmenero y Francisco Monterde.

El Chivato ha escuchado de fuentes cercanas al TS que efectivamente, el escrito fue redactado con “enfado”, ya que la decisión del tribunal alemán dejó estupefactas a las autoridades judiciales españolas.

Ya está bien de que nos toreen”, fue lo que dijo textualmente uno de los magistrados del auto poco después de terminar su redacción. Por eso están muy satisfechos de haber transmitido su indignación.

Otros miembros del Supremo añaden que, con esos tres magistrados, no podía esperarse otra cosa: “son los más duros de la Sala”, explican sin dudarlo.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·