Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

El empecinamiento de Inés Arrimadas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ines Arrimadas escuchando la comparecencia de Albert Rivera. Ines Arrimadas.

Inés Arrimadas es natural de Jerez, pero bien podía ser aragonesa. Es, al menos, el comentario que se ha escuchado estos días en el Parlamento de Cataluña, donde sigue sorprendiendo que la portavoz de Ciudadanos mantenga su apuesta presentar una moción de censura contra el Gobierno de Junts pel Sí a pesar de que no dan los números.

La líder de la oposición compareció ante los medios el pasado 6 de septiembre, minutos después de que se aprobara la Ley del Referéndum, y anunció que, ante “el choque de trenes” que quería provocar el Govern, su partido impulsaría una moción de censura para acabar con el mandato de Puigdemont y así “intentar evitar una guerra institucional”.

Las declaraciones sorprendieron a propios y extraños, porque entonces ya se sabía que la moción era inviable. Tal y como adelantó en días previos El Confidencial Digital, esa posibilidad estuvo sobre la mesa: diputados y dirigentes de Ciudadanos y PSC la barajaron de cara al 1-O, pero finalmente fue descartada porque los socialistas rechazaban pactar con el PP de García-Albiol.

Pese a ser plenamente consciente de esa circunstancia, Arrimadas anunció la moción con el objetivo de hacer cambiar de opinión al PSC y de que el PP también se sumara. Los números seguían sin dar, pero su promesa de “convocar elecciones si la moción sale adelante” pretendía tentar también a los diputados de Catalunya Sí Que Es Pot e incluso a algún posible tránsfuga de Junts Pel Sí.

Los planes de la líder de Ciudadanos, sin embargo, han fracasado, tal y como vaticinaban hace semanas diputados del PSC: “Se está empeñando en presentar una iniciativa que no va a ir a ninguna parte”.

Pese a no haber logrado ningún apoyo, Arrimadas no ha renunciado a la moción, no obstante los mensajes que le llegan del resto de partidos. Un dirigente del PP catalán comenta a El Chivato: “Sabe que nosotros tampoco apoyamos la moción porque no va a ningún sitio”.

Esas advertencias, que ya se produjeron antes incluso del 6 de septiembre, parecen no haber sido escuchadas por la portavoz de Ciudadanos que, tal y como aseguran desde su grupo parlamentario, “no quiere cerrar ninguna puerta” de cara al 1 de octubre. Otros lo califican de cabezonería.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·