Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

La ‘memoria histórica’ de Moratinos: elogia a los diplomáticos que fueron fieles a la República y no se sumaron a Franco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La pasada semana, Miguel Ángel Moratinos, presentó ‘Al servicio de la República. Diplomáticos y guerra civil’, del profesor Ángel Viñas, un libro que lleva precisamente prologó del propio titular de Exteriores, en el que, además, el ministro ofrece datos poco conocidos para la opinión pública.

En el prólogo, Moratinos elogia a los diplomáticos republicanos “que permanecieron fieles a la legalidad”. Tras la sublevación militar del 18 de julio de 1936, dice Moratinos, “tuvo que recomponerse un servicio exterior prácticamente destruido por la defección de cerca de un 90 por 100 de sus miembros”.

Gracias a este libro, escribe el ministro, “podemos conocer ahora, y comprender mucho mejor, la realidad por la que atravesó el Gobierno legítimamente constituido al intentar recomponer un servicio exterior que había quedado prácticamente destruido por la deserción de la inmensa mayoría de sus efectivos. Ahora podemos conocer cuáles fueron las circunstancias que obligaron a la Segunda República a intentar llevar a la práctica una política exterior determinada, que no tuvo el éxito que sus impulsores buscaban al quedar cercenada por las circunstancias políticas internacionales en las que tuvo que desarrollarse e intentar aplicarse”.

Moratinos explica que “el Gobierno legítimo español estuvo en una situación de total inferioridad frente a la que gozaron los militares sublevados, repercutiendo este hecho de manera muy negativa para sus intereses, tanto en la evolución militar de la guerra como el marco general, pero también en el individual y concreto, de sus relaciones diplomáticas con cada uno de los principales actores internacionales”.

Los diplomáticos republicanos, asegura, “tuvieron que defender los intereses del Gobierno legítimo en un ambiente que, si en los primeros momentos pudiera definirse como difícil, se fue convirtiendo progresivamente en dominado por una abierta hostilidad hacia la República”.

“Hemos logrado identificar a un gran número de miembros del servicio exterior que fueron víctimas de medidas ilegítimas e injustas, entre las que destaca la pérdida de su condición de funcionarios”, escribe Moratinos, que concluye diciendo que el libro “es un homenaje a todos ellos, a sus trayectorias y a su ejemplo, al que quiero sumarme, no solamente en mi condición de compañero suyo, sino como ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·