Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Los 'huérfanos de Lissavetzky' empiezan a conspirar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Jaime Lissavetzky, en un mitin del PSM. Jaime Lissavetzky, en un mitin del PSM.

La convocatoria por sorpresa del Congreso Extraordinario del Partido Socialista de Madrid para el 31 de julio y el 1 de agosto ha provocado que las distintas facciones y corrientes que existen en el PSM se hayan puesto en movimiento para decidir qué postura adoptar y a quién apoyar.

Los grupos que se están posicionando empiezan a ser identificados, en algunos casos, con nombres con cierto toque de humor. El Chivato ha podido saber que dentro de la organización socialista madrileña se habla de los 'huérfanos de Lissavetzky', para designar a la corriente que aglutina a fieles a quien fue candidato socialista a la alcaldía en 2011.

En el PSM explican que esta corriente se esconde en la plataforma “Socialismo necesario”, que impulsan dirigentes como Diego Cruz, que trabajó con Lissavetzky en el ayuntamiento de la capital, y Daniel Méndez, que como Cruz formó parte de su Oficina Electoral.

Hay que recordar que Lissavetzky fue impulsado por Rubalcaba y formó en las primarias “ticket” con Trinidad Jiménez, derrotada por Tomás Gómez en la candidatura para la Comunidad de Madrid.

El pasado miércoles, este grupo reunió a medio centenar de militantes de varias agrupaciones, en el Café Comercial, en la Glorieta de Bilbao, en Madrid. Al propio Lissavetzky asistió a la cita reservada, junto con, entre otros, Pablo García Rojo, miembro de la gestora que dirige el PSM desde la destitución de Tomás Gómez y muy cercano al ex alcalde Juan Barranco.

De improviso, entró el local Juan Segovia, que ha confirmado su intención de presentar candidatura al Congreso Extraordinario, que por lo visto se enteró de la reunión de forma equivocada y decidió acudir a una cita a la que los organizadores no le habían invitado.

Al ver que en el café no se estaban reuniendo partidarios de su propia candidatura, Juan Segovia se limitó a saludar a algunos de los presentes y se marchó rápidamente del local.

La escena sorprendió a los 'huérfanos de Lissavetzky', que vieron cómo el candidato más cercano a Tomás Gómez se personaba en una cita de sus rivales, organizada para “conspirar” de cara al congreso extraordinario del PSM.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·